Sauber firma el desastre con Ericsson, y Nasr es último en la qualy


Un accidente nunca es noticia agradable, pero menos para un equipo con el agua al cuello a nivel económico. Sin embargo, Sauber ha visto como Marcus Ericsson sufría un violento golpe contra las barreras tras pisar más allá de uno de los pianos durante el tercer libre, sesión que se ha disputado con humedad en el asfalto. Con el monoplaza destrozado y Marcus Ericsson en el hospital pasando unos exámenes rutinarios, el equipo sólo ha podido competir con sólo con el C35 de Felipe Nasr, que ha sido eliminado en la Q1. Ambos pilotos estarán en carrera, puesto que Marcus Ericsson ha recibido el OK médico.

Sin grandes progresiones a nivel deportivo, toda la atención ha recaído en Marcus Ericsson tras sufrir un fuerte golpe durante el tercer entrenamiento libre. En este aspecto y tras pasar varios chequeos médicos, el piloto sueco explicaba: "Fue un gran accidente. Me fui un poco ancho superando el piano de la curva 15 y toque á la hierba que todavía estaba un poco húmeda. En ese momento perdí el coche y sufrí un gran impacto contra las barreras. Fui al centro médico, pero con este impacto decidieron mandarme al hospital".

Salvo cambio de última hora, Marcus Ericsson es apto para competir en la carrera del domingo, toda vez que el sueco parece haber salido ileso del percance: "Me han hecho muchos exámenes y las cosas están en un buen estado. Me siento un poco dolorido, pero todo lo demás está bien. Es evidente que estoy decepcionado por no poder competir en la clasificación, pero lo más importante es que estoy bien. Me disculpo con el equipo por el accidente, ya que he destrozado el monoplaza y les he causado mucho trabajo".

Inmerso en dinámica de competición, tampoco le han ido mucho mejor las cosas a Felipe Nasr. El brasileño ha finalizado en la posición vigésimo primera, quedando eliminado en la Q1: "En primer lugar, me alegro de que Ericsson esté bien después de su accidente. A partir de ahí y en un plano más personal, la clasificación ha sido decepcionante para mí. Estaba seguro de haber podido luchar por acabar algunas posiciones por arriba en el día de hoy, ya que estaba muy satisfecho con el balance del coche hasta la clasificación".

Sin embargo, Nasr no ha terminado de encontrar el ritmo en el momento clave: "Mi tiempo con el primer juego de neumáticos blandos estaba más o menos bien, pero con el segundo juego de neumáticos tuve mucho sobreviraje y no fui capaz de mejorar mi tiempo de manera significativa. Tenemos que entender la razón por la qué tuvimos un cambio como este en la estabilidad del coche en apenas unas vuelta. Será una carrera difícil mañana, pero la climatología puede entrar también en juego".

Motor.es