Ricciardo se vio afectado por las banderas amarillas


Daniel Ricciardo dice que se enfadó por las banderas amarillas aparecidas al final de la sesión porque le privaron de poder terminar su última vuelta de la clasificación del Gran Premio de Hungría.

Ricciardo era uno de los muchos pilotos que perdieron opciones de prosperar cuando Fernando Alonso sufrió el trompo en la curva 9 después de que cayera la bandera a cuadros en la Q3.

Ricciardo pudo terminar tercero por detrás de los pilotos de Mercedes: Nico Rosberg – que mejoró su tiempo con banderas amarillas – y Lewis Hamilton.

"También nos perjudicaron las banderas amarillas," comentó Ricciardo.

"Me enfadé mucho en la última vuelta, porque estaba muy bien y pienso que me hubiera puesto más cerca de la pole. Hubiera sido interesante.

"Estoy un poco decepcionado, por lo que hubiera podido pasar, pero al mismo tiempo pienso que la sesión fue realmente bien. Fuimos competitivos en todas las condiciones.

"Fue una locura, ya sabes, tenías que adaptarte rapidamente."

Max Verstappen se clasificó cuarto con el otro Red Bull a pesar de no poder pasar por la línea de meta a tiempo en su último intento tras dejar espacio con el vehículo precedente.

"Quieres tener espacio en pista, porque si estás a uno o dos segundos del coche de delante perderás mucho tiempo," explicó.

"Así que al final fue un poco tarde, pero viéndolo en perspectiva no hubiera habido ninguna diferencia por la bandera amarilla, no hubiera podido mejorar mi tiempo.

"Mi primera tanda en la Q3 no fue óptima, pero a parte de eso todo parecía bien.

"Pensaba que podría hacer una segunda tanda buena pero no fue así. Todo forma parte del juego desgraciadamente pero mañana es cuando se reparten los puntos."