Max Verstappen mantiene su postura respecto a los pianos

Max Verstappen reconoce que sus críticas sobre los nuevos pianos instalados en el Red Bull Ring estaban justificados por los incidentes en las sesiones del sábado.

Verstappen afirmó que sería mejor poner muros antes que los pianos amarillos en las salidas tras los dos impactos sufridos en los libres 1, siendo el último el que generó daños en la suspensión delantera.

Nico Rosberg, Sergio Pérez y Daniil Kvyat también sufrieron problemas de suspensión durante el transcurso de los libres 3 y de la clasificación, incrementando las dudas acerca de la seguridad.

Cuando se le preguntó después de la clasificación si pensaba que sus palabras habían sido refrendadas por los problemas en pista, el piloto de Red Bull, respondió: "Así es.

"Podéis ver lo que ha sucedido claramente. Yo lo viví ayer."

Verstappen añadió: "Todos los pilotos estaban muy contentos con los pianos [tras las sesiones de libres del viernes], y ahora quizás ya no estén tan contentos, algunos de ellos."

Verstappen espera que haya cambios antes de la carrera.

"Definitivamente en la curva 8, ese es muy peligroso," dijo.

"En las curvas 5 y 6 no los tocas tan fácilmente, pero es una aproximación parecida. Se pudo ver cuando Daniil golpeó el piano amarillo [en la curva 8] las vibraciones en la suspensión fueron brutales."

"El astroturf fue perfecto, del todo, el año pasado fue perfecto."

Verstappen también criticó a los que se habían metido con él por los comentarios sobre los pianos, afirmando: "Quizás podemos intercambiarnos, dejarles pilotar el coche, y ver lo que piensan de ello."