La FIA instala sensores electrónicos para evitar trazadas incorrectas


La FIA ha confirmado que los límites del trazado se reforzarán electrónicamente para intentar detectar a los pilotos que pretendan sacar ventaja en el Gran Premio de Hungría de este fin de semana.

A pesar de que el trazado del Hungaroring es el mismo, han habido varios cambios en los últimos 12 meses, como por ejemplo el reasfaltado de todo el circuito y la modificación de la trayectoria de la entrada del pit lane.

Además, se han renovado varios pianos, y se ha instalado un piano doble en las curvas 4 y 11.

El Director de Carrera de la FIA Charlie Whiting, en las notas de antes del evento que suministra a los equipos, ha advertido que los límites del trazado se reforzarán en esas curvas con dispositivos electrónicos.

"Como las escapatorias de detrás de los pianos se han nivelado con los mismos pianos, el efecto disuasorio no está presente," rezaba la nota de Whiting.

"Teniendo esto presente hemos instalado sensores a 1,6 metros del borde del trazado que nos avisarán cuando un coche tenga las cuatro ruedas fuera del mismo en estos dos sitios."