Según algunas fuentes cercanas a Sauber, Ericsson admitió que colisionó a propósito con Nasr en Mónaco

Marcus Ericsson y Felipe Nasr siguen teniendo encontronazos. A principio de año Nasr se quejaba del chasis, que el sueco tenia uno en mejor estado. Intercambiaron los mismos y en China el brasileño terminó por delante. En Mónaco las órdenes de equipo entraron en juego y en Sauber volvió a estallar la disputa.

¿Cual es el problema principal de todo esto? El dinero. Los pilotos mandan al no haber una fuente de inversión general, siendo ellos mismos los que manejan el cotarro. El incidente de Mónaco deja las vergüenzas al aire y Monisha Kalternborn se ve metida en el ojo del huracán. Pese a tirar de las orejas a ambos, la jefa del equipo respaldó a Ericcson por el encontronazo del domingo y desde Brasil señalan al sueco como culpable de la colisión. De hecho, una fuente muy próxima del equipo Sauber reveló a Globo Esporte que Marcus Ericsson había admitido que se estrelló a propósito contra el piloto brasileño.

A su vez la propia Kalternbon tiene que lidiar con problemas financieros. Su mensaje es cauteloso ante la que tienen encima. "Si, estamos teniendo dificultades y estamos trabajando duro para mejorar la situación. Confío en solucionarlo cuanto antes", explica la team principal del equipo. "Si miras la naturaleza de la F1 actual verás que para ser un equipo independiente potente necesitas buenos inversores. Así que siempre estamos abierto a eso y ahora queremos aprovechar todas las oportunidades y resolverlo cuanto antes". Mientras, los pilotos seguirán teniendo la sartén por el mango y la disputa continuará.