Mercedes se muestra cautelosa ante la creciente competencia

EL jefe de Mercedes Toto Wolff ha requerido urgentemente a la escudería eliminar los errores de cara al siguiente Gran Premio para superar la "creciente" competencia de los equipos rivales de Fórmula 1.

A pesar de lograr la victoria en todas excepto en una carrera en lo que llevamos de temporada, Mercedes ha logrado solamente tres dobles finales en el podio, comparados con los ocho que había logrado en la misma parte del año 2015.

Wolff se volvió a quedar con sabor agridulce tras el Gran Premio de Europa, en el que Nico Rosberg consiguió la victoria, y Lewis Hamilton luchó por la quinta posición tras sufrir problemas técnicos.

"No maximizamos nuestro potencial en Baku," admitió Wolff.

"En algunos circuitos, parece que consigues el punto dulce nada más empezar, y ese trazado se ajustaba a nuestro coche en lo que se refiere a la demanda de potencia y a la eficiencia aerodinámica.

"Nos fuimos un poco decepcionados. Pero por encima de todo hubieron muchos puntos positivos. Nuestro paquete es tan competitivo como siempre y hemos visto que ambos pilotos están yendo al límite, algunas veces incluso más allá.

"Esto es lo que esperamos de ellos. Sería fácil bajar el listón o dejar de pisar el pedal tras nuestros éxitos más recientes. Pero se están esforzando para presionarse a si mismos y al equipo para ir adelante en cada momento.

"Aceptamos que algunas veces esto resultará en fines de semana complejos, pero es bueno para todos nosotros."

Wolff ha destacado a Williams y a Force India como amenazas emergentes, junto con los ya conocidos Ferrari y Red Bull, de cara al Gran Premio de Austria.

"Nuestra prioridad es eliminar los pequeños errores que nos han costado puntos aquí y allí," dijo.

"Necesitamos todas las armas que tengamos en nuestras manos funcionando a la máxima capacidad para luchar contra la competencia, que está creciendo en número.

"Force India ha estado muy bien recientemente, Williams siempre son fuertes en Spielberg y, por supuesto, está la amenaza constante de Ferrari y Red Bull – especialmente al ser una carrera en casa para estos últimos.

"Debería ser un fin de semana emocionante."