Los pilotos de McLaren satisfechos con el ritmo del MP4-31 el Viernes en Bakú

Los pilotos de McLaren se han mostrados optimistas en sus declaraciones tras disputar las pruebas libres 1 y 2 del GP de Europa 2016. Alonso se fija como meta la Q3, mientras que Button confirma el rendimiento "decente" del MP4-31 en las calles de Bakú.

Si se confirman dichas sensaciones con resultados en la pista, podríamos traducir esto como un avance del equipo McLaren Honda; ya que las largas rectas del trazado diseñado por Hermann Tilke, no favorecen las prestaciones del coche. Ya vimos como sufrieron ambos pilotos de la formación de Woking en Gilles Villeneuve, donde las prominentes rectas demandan mucha potencia; Alonso fue undécimo, mientras que Button no pudo culminar la carrera.

Alonso fue el que más optimismo llevo a su equipo tras culminar 4to en los libres 1 y marcar la segunda velocidad punta más alta en la recta de 2.2 km, la más larga del mundial; Sin embargo, una avería mecánica le impidió repetir la hazaña en los libres 2 y quedó 11°.


"Tuvimos un problema de presión de gasolina y el motor se ha parado. Intenté poner punto muerto pero ya no funcionó porque no teníamos presión hidráulica, pero pude llegar al Pit Lane y así perdimos un poco de tiempo. Despues salimos con blandos mientras el resto rodaba con más gasolina y creo que perdimos algunas posiciones, así que creo que el 11º que he hecho al final es peor de lo que veremos mañana", ha asegurado Alonso.

Cuando todos rodaron con neumáticos blandos -que serán los ideales para la carrera, presumiblemente- los McLaren se codearon con los hombres más rápidos del día, y pese a que en los Libres 2 los cronos fueron marcados con superblandos, Alonso pudo estar cerca de los Red Bull.

"Ha ido mejor de lo esperado, antes de llegar aquí éramos más pesimistas y creo que la Q3 mañana es posible; eso sería una buena noticia, y creo que los puntos deben ser el objetivo para la carrera", ha reconocido.

Sin embargo, Alonso afirma que la velocidad punta marcada hoy no es del todo real, aunque no es una cosa que les preocupe porque ya se esperaban rodar un poco menos rápido al final de la recta de 2,2 km de Azerbaiyán.

"Cogimos un buen rebufo al hacer esa velocidad, sino estaríamos en 338 o 340 (km/h) y con otra configuración aerodinámica estaríamos todavía peor, y nos falta un pelín pero es algo asumible y que esperábamos también de antemano", ha concluido.

"Esta mañana empezamos un poco mejor de lo que quizá esperábamos, pero en cuanto todo el mundo le hubo cogido la medida a la pista, volvimos a nuestras posiciones más habituales. Para la sesión de clasificación será clave dar con el nivel adecuado de carga aerodinámica. Todavía tenemos que descubrir cuál será, todavía no lo sabemos. También tenemos que entender mejor los neumáticos. El blando parece un buen neumático, pero tenemos que mejorar nuestro rendimiento con los superblandos. Hay algunas curvas por aquí... La curva 14 es al límite, es una lcoura, pero la sección posterior al castillo es demasiado lenta. El coche ha ido razonablemente bien, pero en la parte resbaladiza a la mínima que tienes un poco de sobreviraje, tienes un montón de sobreviraje. Todavía no estamos ahí, pero espero que las cosas estén bien para el sábado y el domingo", ha explicado.

Por otra parte, los únicos problemas reales manifestados dentro de la estructura del conjunto de Woking fueron los que Fernando Alonso sufrió en el ecuador de la segunda sesión de Libres después de haber sido el cuarto hombre más veloz de la sesión matinal.

"Hoy ha sido un día positivo. Nos hemos encontrado una pista muy rápida, como esperábamos, pero con algunas curvas que son todo un reto. Quizá tengamos que repasar los datos de algunas curvas porque hay áreas en la que podemos mejorar; conocer mejor los pianos y las trazadas ideales, por ejemplo. Eso es algo que hice en Singapur hace unos años y fue de ayuda. Viendo la información que teníamos del simulador, reconozco que nuestro nivel de competitividad es ligeramente mejor de lo que esperábamos. Estamos rindiendo bastante bien, esa es la buena noticia del día. Las posiciones de hoy no muestran nuestro potencial total", ha dicho por su parte el bicampeón del mundo.

Desde la dirección del equipo, Eric Boullier -jefe del equipo- reconoce su buen momento de forma aunque no quiere dormirse en los laureles y espera poder sacar algunos puntos en un fin de semana que se presenta como muy complicado para los británicos.

"Hoy era un reto dadas las características opuestas de la pista. Era esencial encontrar el nivel óptimo de carga aerodinámica y el set-up para el resto del fin de semana. Los dos coches han rodado con alerones, suelos, neumáticos, cargas de combutible y set-up diferentes para poder recopilar tanta información como fuera posible. Tenemos que analizarla esta noche. La primera impresión es que este circuito es bastante impresionante. Ya está claro que no es un fin de semana ordinario. Es probable que la carrera del domingo sea tensa, emocionante e impredecible, eso es positivo para los aficionados. Esperemos que estemos bien equipados para aprovechar al máximo ese factor", ha analizado el francés.

Por último, el líder del proyecto de Honda y máximo representante del motorista japonés en F1, Yusuke Hasegawa, ha reconocido que el set-up del coche les ha funcioado de forma prácticamente óptima y solo quedan hacer ajustes menores para obtener en Bakú el máximo rendimiento.

"Hoy nuestra atención estaba en los reglajes del coche y del tren motriz. Basándonos en el rendimiento de hoy, todavía tenemos que ajustar la unidad de potencia para adaptarla a las frecuentes frenadas, rectas y los 6 kilómetros de asfalto de esta pista. Creemos que los reglajes están bien. A menudo las posiciones del viernes no reflejan la realidad de la carrera, pero el punto de partida es bueno", ha concluido Hasegawa.