Ferrari es lapidada a base de críticas, mientras que Raikkonen está en el punto de mira

Con ambos pilotos en la cuarta y quinta posición del Campeonato del Mundo de pilotos y el equipo acechado por Red Bull en la tabla de constructores, el inicio de temporada de Ferrari dista mucho de ser lo que ellos y sus seguidores esperaban.

A la mala suerte y las averías mecánicas, hay que sumar los recientes problemas de rendimiento en clasificación, directamente relacionados con las dificultades que están teniendo para maximizar los neumáticos a una vuelta.

Maurizio Arrivabene, que ya ha sido cuestionado en su cargo en Italia, ha querido salir al paso de las críticas, defendiendo el trabajo de esta temporada. "Podríamos haberlo hecho mejor. Si no se hubiera roto el motor en Bahrein, habríamos acabado en el podio, tendríamos muchos más puntos y las cosas se verían mejor. Pero no lo hicimos, eso es así. Ahora toca esperar y centrarse en la próxima carrera", admitió el italiano.

Ferrari es consciente de que su principal debilidad reside en cómo funcionan los neumáticos, especialmente en clasificación. "El problema consiste en los sábados por la tarde. Debemos intentar entenderlo, porque es absurdo que un coche tenga cierto rendimiento en Q1 y Q2, para luego ser incapaz de repetirlo en Q3. Sabemos que el problema está relacionado en cómo trabaja nuestro coche con los neumáticos. Tenemos que trabajar y solucionar este problema, porque si no podemos comenzar en las posiciones de arriba, entonces tenemos problemas que no deberían ser nuestros. Mira lo que sucedió en Mónaco", apunta un Arrivabene que afirma que la estrategia fue la adecuada, pero no la posición de salida."Para recuperar posiciones tuvimos que hacer una estrategia agresiva y eso nos puso detrás de Felipe Massa, quien no debería ser nuestro rival. La elección de la estrategia fue correcta, pero es una decisión que no deberíamos haber tenido que tomar si hubiésemos clasificado mejor".

Para ayudar a paliar el déficit de rendimiento del coche, el equipo espera poder actualizar la unidad propulsora en Canadá, el próximo Gran Premio. “Traeremos novedades en la unidad propulsora, pero aún no sabemos si gastaremos o no los tokens. Estamos hablando con la FIA para ver qué hacemos", confirmó el italiano a Motorsport.com.

Los pilotos también coinciden a la hora de determinar los problemas del coche y de analizar con optimismo la realidad de la situación. "Creo que este año, por naturaleza, las distancias son un poco más pequeñas. Creo que estamos más cerca", justifica un Sebastian Vettel que argumenta que en 2015 había más distancia entre los equipos y, por tanto, la visión de la situación se analizaba de otro modo. "Es fácil de explicar: si lo clavas el sábado, tienes una mejor carrera. Si tienes una mejor carrera, seguramente estés hablando de un podio o, en Barcelona, una victoria, por lo que no creo que haya nada malo con el ritmo del coche, creo que está ahí".

Kimi Räikkönen se encuentra por delante de su compañero de equipo en la clasificación, aunque por sólo un punto. A pesar de una mayor igualdad de resultados, el finlandés está siendo cuestionado y cuenta con la ventaja de un menor número de infortunios respecto a Vettel. No obstante, Kimi se defiende. "Creo que desde mi lado las cosas han ido mejor. Obviamente, este fin de semana ha sido muy malo. Seguimos trabajando e, incluso después de un fin de semana difícil, sabemos que podemos hacerlo mucho mejor en la próxima carrera. Hasta que no estemos primero y segundo en todos los fines de semana no podemos estar contentos, pero esa es nuestra meta y espero llegar allí en poco tiempo", afirmó al portal F1i.com. El finlandés abandonó tras golpear las barreras en la horquilla de Loews.

Para Räikkönen, los resultados sólo cuentan la mitad de la historia y el equipo está mejor que en 2015 en todos los sentidos. "La gente está diciendo que no lo hacemos tan bien como el año pasado. Si sólo miras a las victorias, entonces no, pero eso no muestra la imagen real. Estoy seguro de que tenemos un conjunto mucho mejor que el año pasado, pero los otros equipos han mejorado y no estamos donde queremos estar. Pero esto es parte de la Fórmula 1, siempre queremos mejorar, queremos estar en disposición de luchar por la primera plaza en cada carrera”.