El motor Honda es el único que no ha usado tokens durante la temporada, le quedan 18

Modificar el sistema de inyección del coche, es decir los componentes del sistema de combustible montados en la Unidad de Potencia y que excluye el pulverizador de combustible del inyector. Hacer eso en un motor le cuesta dos tokens al motorista que lo haga. Por ejemplo. Hacer algo similar en la bomba de presión de aceite supondría gastar solo uno, pero tocar la parte inferior o superior del carter serían tres. Y es que eso son los tokens, una tabla de componentes que otorga un valor a las distintas partes de la unidad de potencia.

En el caso de Honda se hablaba durante la pretemporada incluso de un motor nuevo, de cambios espectaculares, de que en el banco de pruebas la ganancia de potencia era muy grande, pero al llegar la realidad lo cierto es que no ha sido tanto. Ni mucho menos. Y ahora, después de seis grandes premios el motorista japonés que monta las unidades de potencia en el McLaren de Fernando Alonso es el único que no ha utilizado ni un solo tokens de los disponibles para mejorar el motor.

En Honda ya usaron 18 de los 32 disponibles durante este año y por tanto les quedan catorce para evolucionar. Y aún no lo hacen. Se especula que podría llegar una actualización en Canadá. En ese sentido los japoneses no lo tienen claro y dudan si hacerlo en Montreal o dejarlo para la cita de Austria, ya que en Baku el motor tampoco es tan importante. No obstante, Eric Boullier ya ha advertido de que no será ninguna "revolución". Y mientras Alonso espera que esa evolución esté lista para el circuito Gilles Villeneuve, de otra manera podría estar muy lejos de la cabeza.