Briatore sobre Alonso: "Le aconsejé que fuera a McLaren"

Flavio Briatore fue unos de los personajes más polémicos, extrovertidos y controvertidos de los años 90 y 2000, el italiano hizo campeón del mundo por primera y segunda vez a Schumacher, casi diez años después emuló esa proeza con Fernando Alonso, con quien comparte una cercana amistad fuera de las pistas de F1.

El ex jefe de Reanult y Bennetton ha analizado el panorama de la F1 actual haciendo hincapié en la crítica situación de Alonso en McLaren; no obstante, asegura que el éxito no estaba ni está en Ferrari, a menos que los italianos, decidan mudarse a Inglaterra.

Para todos ha sido una desagradable sorpresa el mal rendimiento del motor Honda, lastre actual del equipo McLaren, la consecuencia principal para su piloto estrella, Fernando Alonso, es una caótica pérdida de tiempo que conlleve a su jubilación sin siquiera poder luchar por el título por última vez, algo que no hace desde 2012; sin embargo, Briatore califica al español como un "jubilado de lujo", reconociendo que Alonso “tiene un contrato importante con McLaren y yo pensaba que Honda iba a ser competitiva antes”, revelando que “incluso ha sido un poco culpa mía, le aconsejé que firmara por McLaren, porque pensaba que iban a arreglar las cosas rápido. Basta con ver los resultados, no hay mucho más que decir”.

Como ejemplo de la situación actual en la que se encuentra el proyecto, Briatore sacaba a relucir una anécdota en la que Alonso era preguntado por un periodista sobre qué opciones veía de ganar. "El otro día un periodista poco preparado le preguntó si pensaba volver a ganar y todos se rieron”.

Briatore ha sido siempre una persona de confianza de Alonso, uno de los pocos amigos que ha tenido en la Fórmula 1. Sabe bien lo que vivió en Ferrari y no duda a la hora de afirmar que “Ferrari es el equipo que él más ha amado. Luego hubo un momento en el que demasiada gente hablaba y era inaguantable, no por culpa de los directivos, sino de las habladurías”, en clara alusión a la presión mediática que siempre ha rodeado a la Scuderia.

“Además se protegía más a Räikkönen que a Alonso y llevó a Ferrari más allá de sus posibilidades. Le criticaron por no estar más arriba, pero el coche no era de segunda fila y él llegaba allí. Era Campeón del Mundo en Abu Dabi y bastaba con dejarle fuera (en lugar de entrar a boxes tras Webber) para que consiguiese el título", recordaba el italiano con cierta nostalgia y amargura.

FERRARI DEBE INTERNACIONALIZARSE

"He estado veinte años en la Fórmula 1 y las cosas no suceden de forma milagrosa. Se necesita creatividad, inventiva y capital humano. En Inglaterra, en 60 kilómetros a la redonda hay diez equipos. Maranello está muy lejos y eso pesa a nivel logístico”, afirma mientras recuerda dónde se ubican la mayoría de los equipos de la categoría. “Nosotros, con Benetton y Renault, teníamos las bases en Inglaterra. Mercedes, que es alemana, también. Si produces Champagne es mejor estar en Francia, si produces jamón es mejor que estés en Parma", argumentaba recurriendo a los paralelismos grastronómicos el italiano.

"Un equipo es algo complicado. Para ganar, Ferrari no debe cambiar de jefe, pero sí internacionalizarse. Es difícil que alguien venga a Maranello, no es un sitio en el que alguien de Inglaterra sueñe con vivir. Yo sugiero que cambien eso, que abran un departamento tecnológico allí (en Inglaterra)", algo que recuerda a lo que hicieran los de Maranello con John Barnard a principios de los 90 y que, todo sea dicho, no terminó bien.

Briatore reconoce el coraje del Presidente de Ferrari, Sergio Marchionne, al defender a su equipo en público y afirmar que aún pueden ganar el título de esta temporada, pero cree que debería ser más cauto por el bien de Ferrari. "Marchionne es un entusiasta y ha dado la cara, cosa difícil de ver en un Presidente de un gran grupo. Pero tal vez si hiciese menos promesas el próximo año podrían ganar algo".

Declaraciones gracias a Motor.es