Verstappen recibe el premio del piloto del día tras el GP de España y Williams el de la parada más rápida

El gran reconocimiento hacia la persona de Max Verstappen era más que previsible. El recién llegado a Red Bull ha logrado lo que ha intentado Daniel Ricciardo durante toda la temporada pero no ha conseguido: ganar una carrera. El nacido en Bélgica se consagra con su victoria en España como el piloto más joven en vencer un Gran Premio de la historia de la Fórmula 1.

La afición ayer no se lo creía y ha recibido a Verstappen 'con los brazos abiertos', como la nueva promesa que es, pues ha irrumpido en la parrilla para dar un golpe generacional y para acabar con el dominio de un solo equipo en el Campeonato.

Además, Williams se proclaman los más rápidos en boxes de nuevo. Los de Grove reciben el premio DHL después de haber conseguido meter a sus dos pilotos en zona de puntos, tras un fin de semana que no se presentaba nada bien para los de Sir Frank.