Ricciardo culmina el GP de Mónaco con un frustrante segundo puesto

Enorme frustación la que exhibió Daniel Ricciardo ante la prensa desplazada a Mónaco nada más bajarse de un podio que esperaba visitar desde el escalón más alto. Su carrera empezó de manera inmejorable, liderando con firmeza mientras Nico Rosberg perdía terreno a pasos agigantados y se lo hacía perder a Lewis Hamilton.

"Nos metimos en una carrera con Lewis en la que no necesitábamos estar"

Cuando el alemán cedió el paso a su compañero con problemas de temperatura en los frenos, Hamilton empezó a recortar terreno, pero sin que Ricciardo tuviera motivos para verse amenazado. Pero la jugada maestra de Mercedes le colocó en una posición comprometida, ya que él se detuvo en boxes para colocar neumáticos intermedios y Hamilton esperó para colocar directamente los neumáticos de seco. "Creo que teníamos la velocidad en mojado en la salida, nos escapamos un poco. Paramos para poner los intermedios, nos metimos en una carrera con Lewis en la que no necesitábamos estar y después la parada fue… la parada", admitió Ricciardo.

Esa primera parada le obligó a recuperar el terreno perdido con Hamilton y, cuando le cogió, no pudo adelantarle. Cuando llegó el momento de colocar los neumáticos de seco, los mecánicos no estaban preparados y el australiano perdió mucho tiempo, volviendo a salir detrás de Hamilton. "La verdad es que no sé qué ha pasado. Me llamaron para entrar en boxes. Yo no realicé la llamada, han sido ellos, así que deberían haber estado con los neumáticos preparados. Duele, duele, no sé qué más decir, sinceramente”, declaró Daniel.

Tras todo ello, Ricciardo recuperó terreno y volvió a presionar a un Hamilton que rodaba con neumáticos ultra-blandos, pero los Pirelli no desfallecieron y, con la lluvia de los últimos minutos, el inglés cogió aire y venció sin oposición. Algo que, según Ricciardo, no refleja la realidad de lo ocurrido este fin de semana. “De nuevo, siento que he sido el más rápido en todas las condiciones. Pero, de nuevo, la segunda posición no lo refleja demasiado", dijo en clara alusión a lo ocurrido en Montmeló, cuando la estrategia errónea le hizo pasar de primero a cuarto en la carrera.

Por su parte, Max Verstappen terminó fuera de carrera tras perder el control del coche en la aproximación al Casino. Ya con neumáticos de seco, perdió el control al pisar la zona mojada y no pudo evitar el accidente. Hasta ese momento, su remontada estaba siendo notable y rodaba en zona de puntos tras salir desde el pit-lane.