Renault amplía su contrato con Red Bull y Toro Rosso se une a la fiesta

Renault ha confirmado que seguirá suministrando unidades de propulsión a Red Bull por lo menos hasta finales de 2018, mientras que Toro Rosso volverá a montar motores del fabricante francés a partir del inicio de la próxima temporada.

Renault ha proporcionada motores a Red Bull desde el inicio de 2007, a pesar de que la falta de rendimiento al comienzo de la era de unidades de propulsión V6 turbo casi acaba en divorcio el año pasado.

Sin embargo, la falta de opciones alternativas provocó que Red Bull siguiera vinculada con Renault en 2016, aunque con los motores etiquetados bajo la marca TAG Heuer. Ahora un repunte en el rendimiento ha renovado la relación.

Renault también ha anunciado que volverá a suministrar a Toro Rosso; la escuadra italiana utilizó unidades de propulsión Renault en 2014 y 2015 antes de cambiar a motores de Ferrari de 2015 para la temporada 2016.

Tanto Red Bull como Toro Rosso recibirán la última especificación del motor de Renault y serán libres de etiquetar las unidades de propulsión como lo deseen.

"Estamos muy contentos de asociarnos con dos equipos tan fuertes como Red Bull Racing y Scuderia Toro Rosso," dijo el Presidente de Renault Sport Racing Jérôme Stoll.

"Tener socios tan competitivos demuestra la confianza que ambos tienen en la unidad de propulsión mejorada de Renault y en nuestra organización al completo."

Christian Horner de Red Bull añadió que el progreso de Renault hasta el momento en 2016 convenció al equipo para renovar la asociación.

"Estamos encantados de ampliar nuestra asociación que nos ha dado muy buenos resultados con el tiempo", dijo Horner.

"Después de la reconstrucción que Renault ha llevado a cabo, se ha hecho un claro progreso que ha hecho que sea lógico continuar con el motor etiquetado TAG Heuer."