Misma especificación pero nuevo motor para Alonso en Mónaco

Tras el fiasco sufrido en casa y ante su público, Fernando Alonso afronta el GP de Mónaco con renovada ilusión, en gran medida porque el McLaren MP4-31 del asturiano estrenará motor en Mónaco. Sin actualizaciones en forma de tokens gastados por parte de Honda, el piloto español competirá con un motor a estrenar de la actual especificación. Este cambio de unidad de potencia entra dentro de los planes del equipo, toda vez que Fernando Alonso perdió su primer motor tras el fuerte accidente sufrido en Australia, usando una segunda unidad desde Bahrein hasta el pasado GP de España.

La unidad de potencia usada en Barcelona todavía se mantiene operativa, tal y como ha confirmado Honda. Sin embargo, el fallo en el suministro de combustible vivido en Catalunya y el gran kilometraje de este motor lo colocan en un segundo plano, por lo que será utilizado en entrenamientos libres, donde se puede asumir una posible rotura. Con todo y al margen de unidades de potencia, Fernando Alonso se ha mostrado esperanzado: "Soy optimista. Nuestro coche se pueda adaptar a esta pista porque tenemos un chasis muy bien balanceado. Será interesante ver cómo podemos aprovechar las características de un circuito más propenso para nuestros puntos fuertes".

En relación al propio GP de Mónaco, una de las pruebas más icónicas del calendario, Fernando Alonso sólo ha tenido buenas palabras: "Mónaco es un lugar muy especial. No creo que muchos pilotos del mundo puedan decir que no les gusta competir allí. Es una pista muy estrecha y adelantar es casi imposible, pero la sensación cuando juntas una vuelta perfecta o consigues una maniobra de adelantamiento es más satisfactoria". En este aspecto, el asturiano añadía: "Es un reto real obtener una puesta a punto en Mónaco, pero a menudo vemos carreras impredecibles debido a que se mezclan estrategias en el grupo".