Max Verstappen se equivoca en Mónaco y ahora tendrá que salir desde el fondo de la parrilla

Max Verstappen no pasó de la Q1 tras impactar con la barrera en el primer ápice de salida de la chicane de la piscina, rompiendo con ello la suspensión y perdiendo el control del monoplaza, que se detuvo contra la siguiente barrera tras saltar por encima del piano de salida de la chicane. Eso le obligará a salir desde el pit-lane con un nuevo chasis.

"Obviamente, no es el modo en que quieres empezar de cara a mañana. Giré demasiado pronto, toqué la barrera, rompí la suspensión y no pude girar. Me sentía muy bien, en mi primera vuelta fuerte sentí más confianza que en el resto de vueltas anteriores, incluso en términos de equilibrio del coche, porque mi segundo sector había sido dos o tres décimas mejor que cualquiera de los anteriores. Pero luego, en la chicane, quizá subestimé el agarre y giré demasiado pronto"

"Espero que el tiempo ayude un poco mañana, pero será muy complicado. Estas cosas, desafortunadamente, pasan y tienes que aprender de ello y continuar. Espero que haya mucha acción mañana, no sólo por mi parte sino también por el resto. Será muy duro, pero no me rendiré. El coche es fantástico, sólo tenemos que encontrar el modo de adelantar a la gente de delante. Dependerá mucho de la estrategia, de lo que hacen los demás obviamente y del tiempo, así que esperemos que tenga suerte mañana. Enhorabuena a Daniel por una gran vuelta y su primera pole. Es fantástico para el equipo"

Max Verstappen tendrá que apelar a la épica para entrar en los puntos desde el fondo de la parrilla, mientras que Daniel Ricciardo deberá contener a los Mercedes, partiendo además con un juego de neumáticos super-blandos, al ser el único piloto que los utilizó en Q2.