Marchionne espera que Ferrari comience a ganar desde el GP de España

Llegados al quinto Gran Premio de la temporada, la situación en Ferrari es confusa. El equipo italiano ha sido el único que ha demostrado tener las armas para acercarse al rendimiento de Mercedes, y ocupa la segunda posición en el campeonato de constructores. Sin embargo, los números no terminan de encajar, en gran parte por los problemas de fiabilidad. Las dos roturas de motor sufridas por Kimi Räikkönen en Australia y por Sebastian Vettel en la vuelta de calentamiento en Bahréin, sumado al accidente que dejó fuera al alemán a las primeras de cambio en Rusia, ha hecho que Ferrari sea el equipo que menos kilometraje ha completado en carrera este año, menos incluso que equipos como Haas y Manor.

La situación en la general no es más halagüeña. Räikkönen es el mejor situado del equipo, en tercer lugar en la general con 43 puntos, pero a 57 del lider Nico Rosberg. Vettel, mientras, ocupa la quinta posición con 33 puntos, tras Daniel Ricciardo. Y, en constructores, Mercedes prácticamente dobla sus números: 157, frente a los 76 puntos obtenidos por los italianos.

A pesar de todos estos contratiempos iniciales, en el seno de Ferrari se mantiene la esperanza, no sólo de plantar cara, si no de conseguir algún triunfo relativamente pronto. Al menos, en eso confía el presidente de Ferrari, Sergio Marchionne. En un acto de lanzamiento del nuevo Alfa Romeo Giulia en Italia, Marchionne achacó los problemas del equipo a la mala suerte, e incluso tiene la convicción de que Ferrari puede obtener la victoria en tierras españolas, donde los partes meteorológicos apuntan a un fin de semana pasado por agua.

"Confío en ello. El domingo será un día muy importante. Hasta el momento, hemos tenido bastante mala suerte, pero la temporada no ha hecho más que empezar. Espero que ganemos pronto, empezando en España."

Asimismo, Marchionne ha alabado la labor de sus dos pilotos, quienes han recibido algunas críticas desde diversos sectores de la prensa italiana.

"Estoy muy satisfecho con los pilotos, tanto con Vettel como con Räikkönen. El único aspecto que no ha funcionado bien hasta ahora es la suerte".

Además de la situación de Ferrari, Marchionne también comentó uno de los rumores más constantes alrededor del entorno de la Scuderia: la posible entrada en el campeonato de Alfa Romeo, ya fuese como equipo B de Ferrari al adquirir Sauber, o simplemente como suministrador de motores. Marchionne ha desmentido el segundo escenario, pero ha apuntado que la marca podría planteárselo si las ventas de coches de calle acompañan.

"Dependerá del éxito del Giulia. Seguramente, nuestra participación se limitaría a la Fórmula 1. De todos modos, no lo haríamos sólo como suministrador de motores, si no que nos concentraríamos en un paquete completo, como Ferrari. Para financiar las carreras, debes vender los coches. Hoy es sólo el inicio de un largo camino".