Gene Haas cree que tener una mujer en la F1 sería bueno para el negocio

La llegada de Gene Haas a la Fórmula 1 supone, ante todo, un interesante experimento de cómo la mentalidad del automovilismo norteamericana, más centrada en el show que en la tecnología, se adapta a las métodos europeos. El dueño y fundador del equipo Stewart-Haas y de Haas F1 ya ha dejado claro que su largo historial y experiencia en NASCAR sirve de poco para su aventura en el Gran Circo, pero su presencia ha suscitado un renovado interés por mezclar ambos mundos, tan opuestos como atrayentes en distintos lados del charco.

En las últimas semanas, se ha barajado la posibilidad de que Romain Grosjean pueda participar en alguna de las 2 pruebas que la NASCAR disputa en circuito, y que coinciden con el parón veraniego de la Fórmula 1. Ahora, la intención de Haas es probar el enfoque contrario: mostrar a sus pilotos americanos la Fórmula 1.

Las muchas limitaciones para competir en el Mundial de Fórmula 1 impedirían ver aquí con un piloto como Kevin Harvick nada parecido a lo que Grosjean pretende hacer, pero Haas está dispuesto a fomentar la interrelación entre ambos mundos, hablando de la posbilidad de que Kurt Busch (campeón de la NASCAR en 2004) asista al Gran Premio de Europa en Azerbaiyán, e, incluso, de darle un test a la piloto femenina más célebre del planeta, Danica Patrick.

"Vamos a intentar tener un poco de comunicación interna entre el equipo de NASCAR y el de Fórmula 1 en términos de pilotos. Esperamos traer a Kurt Busch a la carrera de Azerbaiyán, quiere venir y ver cómo es esto. Creo que es un home run en atención mediática. La otra opción sería traer a Danica Patrick y ponerla en un Fórmula 1. Eso aportaría mucho a ambos deportes, y no creo que haya nada malo al respecto".

Haas ahondó más en el tema de las mujeres y la Fórmula 1. Preguntado por si le daría una oportunidad de competir a una mujer, descartó a Danica (ex piloto de IndyCar entre 2005 y 2011, 5ª en 2009 y ganador de una carrera en el óvalo de Motegi en 2008) para competir en el Mundial, pero si que cree posible que una mujer piloto pueda competir al más alto nivel.

"Probablemente no sería Danica Patrick. Está involucrada en la NASCAR y tiene un compromiso por tres años, así que probablemente esa ventana no está disponible. Poner a una mujer al volante de un F1 requeriría de mucha logísitca, pero si existe un patrocinio que apoye algo así, sería muy factible. Abriría un mercado completamente nuevo para la otra mitad del género que quizá no está tan involucrada en las carreras como debería".

"Los coches son muy duros de pilotar, pero hay algunas mujeres atletas que podrían hacerlo fácilmente. No estoy seguro de por qué no tenemos más, sería genial para el deporte traer a algunas mujeres y que compitieran con los hombres. No veo ninguna razón por la que no puedan hacerlo".