En Red Bull ven similitudes entre Verstappen y Vettel

El jefe de Red Bull, Christian Horner, ha alabado a Max Verstappen tras su impresionante victoria en el Gran Premio de España. La decisión del equipo de cambiar a Daniil Kvyat por el de 18 años es una de las noticias más comentadas de los últimos días. El holandés ha demostrado que no se han equivocado con esta permuta, ya que supo mantener atrás a Kimi Raikkonen en Barcelona.

"Creo que ya se ha destacado como una superestrella del futuro y ha justificado la fe que Red Bull ha depositado en él. Lo que claramente tiene es una habilidad para rendir bajo presión. Cuando Kimi Raikkonen le seguía, nunca se equivocó o bloqueó. Mantiene increíblemente la calma bajo presión", ha apuntado Horner para Sky Sports News.

La victoria de Verstappen fue también la primera de Red Bull en dos años. Se espera que los ex campeones del mundo rindan bien de nuevo en dos semanas, en Mónaco, un circuito que debería adaptarse a su coche. "Anotar su primera victoria ahora, convertirse en el ganador más joven de un Gran Premio en su debut para el equipo es un cuento de hadas. Sospecho que va a volverse más fuerte cuando logre más experiencia y esté más familiarizado con el coche. Su confianza crecerá", ha añadido.

Para ganar Verstappen tuvo que estar 32 vueltas con los neumáticos medios, pero el de 18 años no tuvo problemas con su estrategia a dos paradas y su mentalidad impresionó a Horner. "Creo que el mayor aspecto de este fin de semana ha sido su calma. Nos pusimos tensos cuando quedaban cinco vueltas porque los neumáticos estaban al final de su vida y tenía a Kimi respirándole en la nuca, con ventajas obvias. De forma muy calmada nos dijo por radio 'por favor, ¿podéis pedir a Charlie que haga algo con las banderas azules rápido?'. No había agitación en su voz, ni pánico, ni tensión. Era un hombre joven que controlaba completamente lo que hacía", ha destacado Horner.

Aunque Verstappen sólo ha comenzado a ganar, su carrera parece seguir un patrón similar al de Sebastian Vettel, que llegó a Red Bull desde Toro Rosso y empezó a conseguir victorias muy rápido. "Es bastante sorprendente realmente porque hay muchas similitudes con el momento en el que Sebastian se unió al equipo. Los mecánicos me lo decían, incluso cuando se mete en el coche se parecen. Del mismo lado, la manera en la que pone su rodilla hacia arriba para introducirse en el chasis y así. Pero es un hombre en sí mismo también. Nunca pensarías que tiene 18 años", ha finalizado Horner.