El sexto lugar de McLaren en Sochi, mas un espejismo que algo real - Artículo especial


La sexta posición de un sensacional Fernando Alonso y la décima de un también sólido Jenson Button al que en la primera vuelta la suerte no le sonrió tanto como al español, son resultados merecidos, trabajados y reales, no podemos dudarlo. Pero la cuestión es, ¿son extrapolables al resto de carreras que tenemos por delante? La respuesta parece ser NO. Y varias razones lo sustentan.
Los neumáticos

Antes de entrar en lo sucedido en Sochi, merece la pena volver al Gran Premio de China por un instante y recordar qué equipos sufrieron más en un circuito en el que la degradación de los neumáticos fue la nota predominante del fin de semana. Force India, McLaren y Renault terminaron fuera de los puntos y con graves problemas a la hora de controlar la degradación.

Volviendo a Sochi, la principal circunstancia que ha traído de cabeza a los equipos este fin de semana ha sido lo contrario a lo que ocurrió en Shanghai: el asfalto es extremadamente liso y su nula abrasión provocó que la mayoría de los pilotos tuvieran problemas para generar temperatura en el neumático. Ello, unido a la elección de Pirelli de no suministrar el compuesto ultrablando para esta carrera, propició que resultara muy sencillo completar el Gran Premio con una sola parada, algo que algunos pilotos consiguieron incluso tras parar en la primera vuelta como consecuencia de los daños ocasionados tras los incidentes del inicio. De 27, 41 y 51 vueltas fueron los relevos más largos que se completaron en Sochi con los compuestos superblando, blando y medio respectivamente. Queda todo dicho.

"Tras el desastre de China, Force India, McLaren y Renault colocaron a cuatro de sus seis pilotos en los puntos"

Tras el desastre de China, Force India, McLaren y Renault colocaron a cuatro de sus seis pilotos en los puntos, fallando en la empresa Hülkenberg (arrollado por Gutiérrez en la primera vuelta) y Palmer, que no sufrió ningún percance pero fue incapaz de manejarse con solvencia en el tráfico del centro del grupo. Parece evidente que, en un circuito en el que la degradación es, seguramente, la menor del año junto con Mónaco, estos equipos contaron con un plus prestacional gracias a que no tuvieron que preocuparse de uno de los mayores problemas con los que se están encontrando este año. ¿Es igual para todos? Por supuesto, pero si eliminas de la lista de problemas un factor que no aparece en la de tus rivales, ya has reducido el déficit incluso antes de salir del box.
El tráfico

Otro de los factores que se puso del lado de Fernando Alonso fue el tráfico. El español, a diferencia de Jenson Button, consiguió salvar el caos de la primera vuelta y se colocó en una posición muy ventajosa, con pilotos más rápidos que él, tanto por delante como por detrás. Rosberg, Räikkönen, Bottas y compañía se escaparon dejando a Alonso rodar con tranquilidad sin tener que preocuparse de la refrigeración o los neumáticos y, cuando pilotos más rápidos como Hamilton llegaron, le adelantaron y se marcharon rápidamente, evitando pérdidas de tiempo para el español. Por detrás, la historia fue distinta, como el propio Button pudo comprobar.
Fuera de combate

En la primera vuelta se desencadenó un conjunto de circunstancias que dejaron a varios pilotos rápidos fuera de juego. El más llamativo fue Sebastian Vettel, pero fue algo que también lastró el resultado final de los Red Bull y Sainz, a lo que hubo que sumar más tarde el abandono de Verstappen, que en ese momento rodaba cómodamente por delante de Alonso. En total, cinco pilotos que, en condiciones normales, habrían terminado por delante del piloto español.

El trazado

Finalmente, debemos tener en cuenta las características del trazado: un circuito que cuenta con una curva 3 -en la que la aerodinámica lo es todo- y que combina múltiples curvas de 90º en las que es muy importante la tracción a la salida de las curvas. Es públicamente sabido que el motor Honda cuenta con dos problemas: la escasa potencia que le lastra en velocidad punta y la brusca entrega de la misma, que contribuye a degradar los neumáticos más de lo debido.

En el primer aspecto este circuito es un problema, pero no mucho mayor de lo que lo fue en Shanghai o lo será en la mayoría de los circuitos que quedan por visitar esta temporada. En el segundo caso, la exigua abrasión del circuito minimiza en gran medida el problema.
Conclusión

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, tengo muy claro que McLaren -y especialmente Fernando Alonso- consiguió un resultado muy trabajado y merecido, pero también condicionado por distintas circunstancias que lo potenciaron.

"La realidad de McLaren está muy lejos de lo ocurrido en Sochi, por mucho que duela"

Cuando McLaren dice que obtener un resultado así en un circuito poco favorable para ellos indica una clara mejoría, lo hace incidiendo conscientemente en que el trazado no ayuda a potenciar las virtudes del coche, pero omitiendo deliberadamente que el peculiar asfalto de Sochi minimizaba varios de sus puntos débiles.

Pensar que McLaren estará en condiciones de puntuar en todas las carreras con la facilidad que lo hizo Alonso en esta ocasión, sería un error. El coche no tiene, en estos momentos, la capacidad para hacer frente a Toro Rosso y Red Bull (ni mucho menos Mercedes, Ferrari y Williams). Cinco equipos y diez posiciones inalcanzables a las que, en función de las circunstancias de cada circuito, podrían sumarse los pilotos de Force India o Haas.

A la espera de la nueva especificación del motor Honda y varias mejoras aerodinámicas previstas en el coche para las próximas carreras, a día de hoy la realidad de McLaren está muy lejos de lo ocurrido en Sochi, por mucho que duela.