El motor Honda vuelve a fallar y deja a Fernando Alonso fuera de carrera, otra vez

Fernando Alonso ha tenido un Gran Premio de España para olvidar. El asturiano vio hipotecada su carrera desde la primera vuelta al cuajar una salida no muy buena. Este hecho unido a los grandes primeros metros de Jenson Button colocaron al español por detrás de su compañero de box, lo que frenó cualquier tentativa de adelantamiento y de tener un ritmo positivo en carrera. Finalmente, el motor Honda del McLaren MP4-31 de Alonso dijo basta y el piloto español tuvo que abandonar, mientras que Jenson Button conseguía rascar unos puntos muy importantes para el equipo al terminar en la novena posición.

Tras su abandono, Alonso confesaba ante la prensa desplazada al circuito catalán: "La verdad es que ha sido una carrera difícil desde la salida. Perdimos una posición en los primeros metros porque tuvimos que cambiar de embrague ayer. No tenía ninguna referencia y creo que la salida no fue demasiado buena. Me quedé detrás de mi compañero durante toda la carrera y ahí se acabaron mis opciones". Además, el asturiano explicaba que "Tenía bastante más ritmo que él, pero es lo que hay. La gestión de los neumáticos no fue tan difícil, pero decidieron que me tenía que quedar detrás de Button y ahí me quedé".

Al margen de la compleja situación dibujada en carrera, finalmente fue la unidad de potencia Honda la que echó por tierra cualquier opción de puntuar en la carrera de casa. Sobre este problema, Fernando Alonso ha comentado: "Me quede sin potencia en el motor. Llevaban ya varias vueltas diciéndome por radio que hiciera algunas cosas. Me pidieron que mandara aceite al motor y otras cosas con los botones del volante, así que entiendo que vieron que pasaba algo y al final ya no pude seguir con el coche y tuve que abandonar. Tampoco perdemos mucho porque la carrera ha sido complicada y tampoco estábamos en posición de puntos".

A modo de conclusión, Fernando Alonso se lamentaba por su carrera en el Gran Premio de casa y a la vez dejaba un claro mensaje para su equipo: "Estoy un poco decepcionado por estar en casa, por no poder haber demostrar el ritmo en carrera ya que una mala salida me condenó. Con los dos Mercedes fuera hubiera sido una buena oportunidad para nosotros de sumar algún puntillo y hoy la perdimos. Espero en Mónaco tener el alerón nuevo yo también y así tener los dos coches iguales. Intentaremos allí sumar puntos".

El que si ha disfrutado de este nuevo alerón ha sido Jenson Button. El británico cuajó una buena salida para colarse entre los diez primeros tras salir decimosegundo, lo que le valía para tener la estrategia óptica en McLaren. Este hecho unido a las bajas que se producían por delante y a un ritmo con el que conseguía mantener a raya a Daniil Kvyat y a los dos Haas F1, permitía a Jenson Button terminar noveno y sumar así dos puntos más a la cuenta de McLaren-Honda.