Decepción de McLaren en los entrenamientos del Jueves y un gran susto para Button

El primer día de actividad en las calles de Mónaco ha resultado más duro de lo esperado para McLaren. El equipo británico no ha mostrado el ritmo que de ellos se esperaba en un trazado que se presumía más favorable para el MP4-31, y sus coches se mantuvieron en las posiciones habituales de pasados Grandes Premios. A todo ello, hay que sumarle el susto de Jenson Button.

El piloto británico acabó la primera sesión con daños sustanciales en su monoplaza tras encontrarse con una tapa de alcantarilla levantada por el Mercedes de Nico Rosberg en la salida de Sta. Devota. Por suerte, la pieza se mantuvo a una altura baja, y el McLaren la pasó por encima, pero Button no ha dejado pasar la oportunidad de comentar la acción con un punto crítico:

“El día fue más duro para mi lado del garaje por la tapa de la alcantarilla. Rompió el alerón trasero, una suspensión delantera, un disco de freno y el suelo. Los mecánicos han hecho un gran trabajo para tener el coche listo en los Libres 2".

"Un circuito es un espacio controlado, y, como pilotos de carreras, tomamos los suficientes riesgos. Normalmente, los estándares de seguridad aquí son muy buenos, pero ese incidente es algo que no queremos volver a ver. He tenido la suerte de que la tapa de alcantarilla se mantuvo bastante baja en el suelo”.

Respecto al resto de la jornada, no hubo mucho que extraer para el campeón de 2009, aquejado de falta de agarre en la primera sesión. Al menos, logró acabar entre los diez primeros en la segunda tanda de entrenos.

“La sesión de la mañana fue dura, apenas tuvimos agarre, pero empezamos a tenerlo por la tarde. Aún tenemos un largo camino por delante hasta estar contentos con nuestra competitividad. Hay un gran hueco con los coches de delante, pero lo haremos lo mejor posible en clasificación, y espero que seamos más competitivos".

En términos de rendimiento, el día fue un poco más duro para Fernando Alonso, que no obtuvo los tiempos por vuelta esperados en ningún momento a pesar de estrenar motor nuevo, y cuya mejor posición del día fue el 12º lugar obtenido en los Libres 2. El asturiano llama a la mesura y espera que el sábado todo quede organizado de forma positiva:

“Sabemos que esta es una buena oportunidad para nosotros, dado el trazado del circuito, así que quizá esperábamos ser un poco más competitivos en las sesiones de hoy. Por otro lado, tenemos que mantener la calma; sólo es jueves, el coche aún tiene mucho potencial por encontrar para el sábado. El balance no era el correcto hoy. Tuve un poco de sobreviraje, así que aún debemos poder hacer mejores tiempos por vuelta. Sabremos la verdad el sábado, y estoy seguro de que responderemos cuando importa”.