Carlos Sainz logra su mejor resultado en la F1, la sexta posición

Octavo en la parrila de salida, Carlos Sainz cimentó el que a la postre se convertiría en su mejor resultado en la máxima categoría con una gran salida en la que comenzó rebasando a Valtteri Bottas y Kimi Räikkönen. Poco después, mientras Rosberg y Hamilton acababan su carrera en la escapatoria de la curva 4, el español se deshacía de Sebastian Vettel con un osado adelantamiento por el exterior, lo que le situaba en tercera plaza, solo por detrás de los Red Bull de Ricciardo y el a la postre ganador, Max Verstappen.

Era una ubicación que, en buena lógica, no estaba destinada a durar. Carlos resistió todo lo que pudo el acoso de los Ferrari, pero tras pocas vueltas tuvo que rendirse a la evidencia, no sin antes causar algún que otro quebradero de cabeza a los coches rojos. En especial, a Räikkönen, que en su primer intento de sobrepasar al madrileño se fue largo en la escapatoria de la curva 1.

Tras la primera de sus dos paradas en boxes, Sainz, superado también por el Williams de Bottas, se asentó en una cómoda sexta posición, que mantuvo sin apuros hasta el final de la carrera. Su nuevo compañero de equipo, Daniil Kvyat, redondeó el buen resultado para Toro Rosso al hacerse con la décima posición en las últimas vueltas a costa del Haas de Esteban Gutiérrez.

El susto llegó poco después al ser llamado Carlos por los comisarios por, presuntamente, haber salido del pitlane para dirigirse a la parrilla de salida con el semáforo todavía en rojo. Afortunadamente para el español, no hubo sanción, con lo que conserva los valiosos ocho puntos ganados a pulso en la pista, que le sitúan decimoprimero en la clasificación general, con 12 puntos.

“Ha sido una buena salida, si no la mejor de mi vida ha estado cerca, al ponerme tercero enel Gran Premio de casa. Desafortunadamente, no tenía ritmo para aguantar a los Ferrari. Solo quise ponérselo difícil un par de vueltas, después ya no merecía la pena y ha sido cuestión de llevar el coche al final sin problemas en sexta posición, el final perfecto para un fin de semana que ha estado cerca de la perfección”.

Sainz subrayó que tras las cuatro primeras citas del campeonato nunca había perdido la esperanza de cuajar un fin de semana redondo y se mostró optimista de poder emular resultados de este tipo en el futuro próximo.

“Llevaba cuatro carreras diciendo que encajar todas las piezas en un fin de semana era cuestión de tiempo y soy muy optimista. Es verdad que este circuito nos iba bien, pero si seguimos haciendo este trabajo y repitiendo fines de semana así puntuar debería ser una constante”.