Wolff sigue temiendo a Ferrari: "No hay margen de error"

El jefe de Mercedes Toto Wolff insiste en que su equipo no puede permitirse el lujo de relajarse a pesar de que Nico Rosberg aseguró la victoria en China con el mayor margen de tiempo de la era de las unidades de propulsión V6.

Rosberg cruzó la línea con una ventaja de 37.7s sobre Sebastian Vettel para registrar su tercer triunfo en tres carreras disputadas este año, pero Wolff está convencido de que Mercedes no debe aflojar, señalando a los incidentes que afectaron a los rivales de Rosberg.

El dúo de Ferrari Vettel y Kimi Räikkönen se vieron comprometidos por un toque en la salida, mientras que el Red Bull de Daniel Ricciardo sufrió un pinchazo mientras lideraba la carrera desde la salida.

"Si nuestros rivales hubieran tenido una carrera limpia podría haber sido una pelea a tres bandas entre Mercedes, Ferrari y Red Bull - por lo que no hay margen de relax para nosotros", dijo.

El compañero de equipo de Rosberg Lewis Hamilton comenzó la carrera desde la parte trasera de la parrilla después de un fallo de la unidad MGU-H en la clasificación y luego los daños sufridos en la salida pusieron en peligro su remontada hasta la séptima posición.

"Su alerón delantero quedó atrapado bajo el coche durante un tiempo, lo que dañó el borde delantero del fondo plano y le costó una buena parte de carga aerodinámica para el resto de la carrera - aunque es difícil saber exactamente cuánto durante la carrera", dijo Wolff sobre el choque en la primera vuelta de Hamilton con el Sauber de Felipe Nasr.

"Completó una gran remontada, con algunos grandes adelantamientos, pero los daño del coche significaron que los neumáticos no duraban tanto como habíamos esperado y eso hizo más difícil adelantar a los coches en la curva 13, antes de la recta trasera.

"Aún así hizo un gran trabajo y atacó hasta el final - pero para él volvió a ser una carrera de limitación de daños."