Una de cal y otra de arena para los pilotos de Red Bull en Bahrein

La clasificación del Gran Premio de Bahrein ha dejado una situación muy dispar para los dos pilotos de Red Bull. A pesar de encontrarse en un escenario, a priori, desapacible para el RB12, Daniel Ricciardo supo prolongar su estado de gracia y poner el coche en la quinta posición de la parrilla, tras una excelente vuelta en Q3 que le permitió batir a los dos Williams. Para Red Bull, también fue toda una sorpresa, a tenor de lo declarado por el piloto australiano: "Estoy muy contento con el resultado de hoy. No esperábamos ser quintos, especialmente desde mi lado del garaje, ya que ayer no fue tan bien y esta mañana tampoco fue genial.

"Empezamos la clasificación pensando que, si todo iba bien, quizá podríamos entrar en Q3, así que ser quinto es genial. Estoy contento con las vueltas que hemos hecho, los cambios que hicimos desde los Libres 3 funcionaron bien para nosotros en la qualy, y estoy entusiasmado por lo que pueda deparar la carrera mañana".

La historia fue muy diferente en el caso de Daniil Kvyat. El piloto ruso tuvo una clasificación para olvidar, siendo el primer eliminado de la Q2, y saldrá desde la 15ª posición. Kvyat no lo achacó a un error del equipo, si no a una falta de rendimiento por parte del coche: "No fue como planeábamos. Nuestro timing durante la sesión no era malo, pero simplemente no teníamos ritmo alguno. Desde nuestro lado del garaje, faltaba algo cuando tocó clasificar, no sé exactamente qué es por ahora, pero no es donde quiero estar".

El piloto ruso rodó en tiempos aceptables el viernes, pero las sensaciones fueron a peor a medida que avanzaban las sesiones. "Los Libres 1 fueron bien y mostramos un buen ritmo. Libres 2 y 3 no fueron muy malos, pero en clasificación estábamos bastante perdidos. No sé qué ha pasado, pero lo comprobaremos y trataremos de darle la vuelta a la situación para la carrera de mañana".