Rosberg teme verse perjudicado por las bajas temperaturas en la noche de Bahrein

Pese a haber liderado las dos primeras sesiones de entrenamientos libres en el Gran Premio de Bahrein, que se disputa este domingo en el circuito de Sakhir, Nico Rosberg no acaba de verlo claro. El actual líder del Campeonato del Mundo, en virtud de su triunfo en el Gran Premio de Australia, teme que las temperaturas más bajas de lo habitual puedan causar problemas a la escudería Mercedes a causa de su selección de neumáticos para este fin de semana.

Durante la segunda sesión de libres, la temperatura ambiente fue de 20 grados, mientras que la de la pista alcanzó los 24, registros bastante inferiores a los que se solían dar en anteriores temporadas en horario matinal y a primera hora de la tarde. Mientras que Ferrari, principal rival del equipo alemán, optó por una selección de tres juegos de medios, cuatro de blandos y seis de superblandos para Vettel y Räikkönen, Mercedes se inclinó por un solo juego de medios y seis de blandos y superblandos para Rosberg y Hamilton.

“La temperatura es muy sorprendente, hace frío de verdad ahí afuera y como ya elegimos nuestros neumáticos en invierno no podemos decir ‘hace más frío, vamos a cambiarlos’, así que este fin de semana podría ser un desafío para nosotros, pues las temperaturas más bajas destrozan mucho más los neumáticos. No es que lamentemos la decisión, pero todo va a ser más difícil”, afirmó Rosberg.

El hecho de que los Ferrari se quedaran a más de un segundo de los registros de Mercedes en la jornada del viernes no es del todo relevante para Rosberg, que piensa que las diferentes estrategias pueden deparar un resultado inesperado.“Hay tantas estrategias diferentes que utilizar con los neumáticos que la carrera podría ofrecer sorpresas y si sale un coche de seguridad o sucede algo inesperado, estas podrían ser enormes”.