Pruebas libres 1 del GP de China 2016 - Sesión de pruebas y pinchazos

Nico Rosberg comenzó con buen pie la disputa del Gran Premio de China, liderando con cierta comodidad los primeros entrenamientos libres en el trazado de Shanghai. El piloto alemán fue una décima más rápido que su compañero Lewis Hamilton, que fue uno de los que tuvo incidentes en una tanda marcada por los pinchazos de Felipe Massa (dos) y de Kevin Magnussen.

El fantasma de Silverstone 2013 sobrevoló el circuito chino. Massa tuvo dos reventones, ambos en el mismo neumático trasero izquierdo. Uno de ellos, bastante espectacular, hizo que tuviera una salida de pista razonablemente seria, aunque sin consecuencias para él más que los trozos de fibra de carbono que dejó en pista.

Este es el primer sospechoso a quien culparon del pinchazo que tuvo Kevin Magnussen y que hizo salir la segunda bandera roja de la sesión, que aprovecharon los operarios para barrer la pista en busca de restos que pudieran provocar otro pinchazo.

Más allá de estos incidentes y de los dos trompos que tuvo Hamilton, la jornada supuso el regreso de Fernando Alonso al coche tras su ausencia en Bahrein. El piloto español, como su compañero Jenson Button, fueron los únicos en montar neumáticos superblandos, con los que hicieron sus tiempos: octavo para Button y duodécimo para Alonso, con once giros a un circuito donde ha ganado dos veces. Carlos Sainz completó doce vueltas y finalizó séptimo.

La sesión acabó con Rosberg segundo, pero con problemas de motor: le avisaron de que volviera a boxes sin apretar.

RESULTADOS