Pascal Wehrlein, otra estrella que iluminó la noche de Bahrein

La imagen de un Manor (como ya sucediera con sus anteriores encarnaciones, Marussia y Virgin) rodando entre los diez primeros en un Gran Premio de Fórmula 1 no es en absoluto habitual. Pero eso es lo que ha sucedido en el Gran Premio de Bahrein, donde Pascal Wehrlein llegó a circular en la séptima posición para concluir en la decimotercera, por delante de los dos Force India y del Sauber de Felipe Nasr. Por su parte, Rio Haryanto -aunque en la última plaza- logró ver la bandera a cuadros por primera vez en su carrera.

Un resultado global que satisfizo a la formación británica por el notable salto de calidad respecto a la primera carrera de la temporada. “Ha sido un trabajo impresionante en una carrera que ha demostrado lo mucho que hemos progresado desde Australia; ambos pilotos tuvieron una actuación impecable, teniéndonos en vilo de principio a fin. Para la posición en la que estamos, la carrera de Pascal fue de ensueño y fue increíble que pudiera adelantar a los dos Force India”, se congratulaba Dave Ryan, director deportivo de Manor.

“De todas formas, debemos controlar nuestras emociones pues estamos todavía en el primer escalón de una escalera muy larga; nos queda mucho trabajo y mucho potencial que extraer, pero aun así es una recompensa ver que el trabajo duro empieza a dar resultados y cómo el equipo comienza a crecer”, remató Ryan.

Pascal Wehrlein no se cortó en calificar su carrera de “excelente” y definió como “emocionante” la sensación de adelantar a Hülkenberg y Pérez. “Todo fue una gran mejora respecto a Melbourne; el coche fue mejor, la gestión de los neumáticos fue mejor… Ha sido agradable ser tan competitivo y llegar a estar séptimo. Habría estado bien alcanzar al segundo Sauber pero al final ya me estaba quedando sin neumáticos. Es muy emocionante comprobar cuánto potencial más tenemos y no puedo esperar a que llegue China”.

Por su parte, el indonesio Haryanto valoró muy positivamente su primera llegada a meta. “Es una buena sensación haber completado una distancia de carrera, pues para mí y para el equipo supone una experiencia muy importante, pues nos ofrece más datos que analizar para seguir desarrollando el coche; ahora llega Shanghai, una pista que conoco bien y donde espero dar otro paso adelante”.