McLaren llegando al conformismo, se contentan con culminar carreras - Decepción total

Deplorable ritmo, actitud y resultados conseguidos por la formación de Woking, son 182 victorias, 8 títulos de constructores y 12 de pilotos, un palmarés que lo pone como el segundo equipo más laureado de toda la historia de la F1, ¿y hoy dia se conforman con culminar carreras "fuera de los puntos"? Así parece que en la actualidad, ya no hay sorpresas, ya no se espera nada extraordinario por parte de Honda, los japoneses han hecho un trabajo decepcionante que ha estado minando el espítritu de McLaren y las aspiraciones de sus pilotos. 

Quizá estemos siendo demasiado generosos. En contraste con las declaraciones de los integrantes de formaciones como Toro Rosso, Force India o, incluso, Sauber, a McLaren-Honda parece bastarle con terminar las carreras.

Tras 22 carreras, Honda declaró -en boca de su máximo responsable Yusuke Hasegawa- sentirse satisfecha con el desarrollo del Gran Premio de China, en el que “los pilotos y el equipo han rendido al máximo, fue un fin de semana positivo al traer a los dos coches de vuelta al garaje”. Atrás han quedado los puntos, los podios o las victorias. Tras el varapalo de 2015, todo el mundo en McLaren-Honda parece conforme con superar los problemas de fiabilidad. Y ya.

"Es inconcebible que a un equipo con tanto prestigio, historia e instinto competitivo le baste con terminar carreras"

Es un tema no exclusivo de los japoneses, que son quienes más palos se han llevado desde que esta asociación tomara forma. El mismísimo Eric Boullier se muestra satisfecho con el rendimiento del monoplaza, resaltando una y otra vez los avances del equipo este año. Avances que para lo único que han servido, por el momento, es para conseguir un punto.

Se tiende a destacar la mejoría de McLaren en este 2016 recién empezado. Algo que tiene cierta lógica si cometemos el error de establecer una comparación con lo conseguido el año anterior. Pero, en el caso de un equipo con tanto prestigio, historia e instinto competitivo, resulta inconcebible que a estas alturas baste con terminar las carreras y mirar al futuro con la esperanza de entrar en los puntos en unas cuantas carreras.

No hace demasiado tiempo McLaren intimidaba. Cuando Ferrari, Williams o Red Bull luchaban por títulos, sabían que tarde o temprano los de Woking iban a estar ahí gracias a un sinfín de nuevas piezas surgidas de la nada o la genialidad de uno de sus pilotos. Intimidaba tanto que, incluso en un bache tan longevo como el de Ferrari, siempre dio la sensación de encontrarse en mucha mejor forma que la desastrosa e 'italianizada' Ferrari de Domenicali y Montezemolo. Aquella Scuderia que llevó al límite de la extenuación a uno de los pilotos más tenaces e indestructibles de los ultimos años: Fernando Alonso.

La realidad es que un equipo que responde al nombre de McLaren -con todo lo que ello implica- está octavo en la clasificación del campeonato de constructores, tras terminar la temporada 2015 en la novena plaza. 'Not bad', parece ser la respuesta de McLaren y Honda. Pero, sesión tras sesión, clasificación tras clasificación y carrera tras carrera, el mensaje debería ser 'Not enough'.