Kevin Magnussen cree que Vandoorne "brillará en Bahrein"

Hace poco más de un año, Kevin Magnussen ocupó el lugar de un Fernando Alonso todavía no recuperado de su accidente en Montmeló en el primer Gran Premio de la temporada. Ahora se repite la circunstancia con el que fuera su compañero en el programa de jóvenes pilotos de McLaren, Stoffel Vandoorne, que ha sido llamado a ocupar el asiento del español después de que este no superara las pruebas médicas a las que ha sido sometido esta mañana en el circuito de Sakhir, donde este fin de semana se disputa el Gran Premio de Bahrein.

El piloto danés, que fuera rival de Vandoorne en la Fórmula Renault 3.5 cuando ambos estaban bajo la órbita de McLaren, cree que el belga está en condiciones de brillar en el que será su bautismo de fuego en la máxima categoría. “Tiene lo necesario para estar en la Fórmula 1, así que estoy seguro de que va a tener una buena carrera; se merece estar aquí y me hace feliz el hecho de que tenga una oportunidad,algo que no todo el mundo consigue, y deseo que disfrute de ello”, comentó Magnussen en Sakhir.

Vandoorne ha recibido la llamada mientras llevaba a cabo los test de pretemporada de la Super Fórmula japonesa, certamen que disputará este año con el equipo Docomo Dandellion Racing, sin margen alguno para la preparación. Pero Magnussen -que un año atrás sí dispuso de más tiempo para prepararse- no cree que lo repentino de la situación vaya a afectar al belga de 24 años, último campeón de la GP2, e incluso opina que puede estar al mismo nivel que Jenson Button. “No es una situación tan mala, porque McLaren tiene un buen simulador y creo que puede igualar a Button; mi primera carrera en 2014 fue bastante buena así que no creo que sea un gran problema. Puede que con las limitaciones en las comunicaciones por radio haya más cosas que deba controlar, pero en lo que se refiere a pilotar y ser rápido estoy seguro de que no va a tener ningún problema”.