Jean Todt critíca las quejas de los pilotos y pide asumir el control total de la F1

La guerra de poder en la Formula 1 no es algo nuevo, más bien todo lo contrario. Es un tira y afloja continuo, una conflicto con numerosas treguas y ningún alto el fuego que lleva desarrollándose durante más de 4 décadas. La carta abierta de la GPDA y la discrepancias en torno al sistema de clasificación son las mejores evidencias públicas de los constantes desencuentros entre FIA, FOM, Bernie Ecclestone (y CVC en su conjunto), equipos, promotores y, en menor medida, los pilotos.

A raíz de todo ello, se ha pronunciado el presidente de la FIA Jean Todt: "La FIA debería tener un control completo, como regulador y legislador de la Fórmula 1. Eso sería lo lógico. Pero históricamente no ha sido así. Es lo que he heredado". Todt, eso si, no cree que la Fórmula 1 necesite un líder autoritario que imponga el camino a seguir ante las diferencias entre las partes involucradas: "Lo siento, pero no soy un dictador. Si lo fuese, habría impuesto una Q1 y una Q2 como son ahora, con un cambio de tiempo, y volver a la Q3 de 2015".

"Pero he recibido la confianza de 250 miembros de la FIA para ser presidente, así que no puedo permitir que la FIA sea demandada, y perderíamos. Cuando los dictadores hacen eso, y hemos tenido ejemplos en cosas mucho más importantes que el deporte, suelen fallar. Su tiempo ha pasado".

El ex Team Manager de Ferrari se ha pronunciado también sobre las quejas de los pilotos acerca de una "obsoleta" gobernancia: "Tenemos gobernancia, la respeto, y la seguiré mientras siga siendo presidente de la FIA. La gobernancia actual no es buena, pero ha estado ahí durante décadas. Estamos en 2016, y hasta la renovación del Acuerdo de la Concordia en 2020 no podemos librarnos de ella. A no ser que los equipos, los dueños de los derechos comerciales y la FIA decidan cambiarla; entonces podríamos hacerlo mañana mismo".

"Con todo respeto hacia los pilotos, no estoy seguro de que, si les preguntas, sepan como funciona la gobernancia, es dudoso que lo supieran. Puede que esté equivocado. Puedo simpatizar con los pilotos diciendo 'amamos nuestro deporte, ayudadnos a asegurar que tengamos un deporte saludable y transparente'; pero, salvo que tengan consejeros muy específicos, ellos no saben qué es la gobernancia".