Indonesia busca recaudar fondos por medio de SMS para que Haryanto siga en la F1

La llegada de Rio Haryanto a la Fórmula 1 ha estado sustentada, en gran parte, por el aporte económico del Gobierno de Indonesia, quien, a través de la petrolera estatal Pertamina y de un aporte del Ministerio de Turismo, ha permitido al 4º clasificado de la GP2 en 2015 pagar 15 millones de euros a Manor Racing para ocupar su segundo asiento esta temporada, acompañando a Pascal Wehrlein, vigente campeón del DTM. Sin embargo, esta cantidad parece no ser suficiente.

Según ha confirmado Rudiantara, el Ministro de Información y Comunicación de Indonesia, Haryanto aun tiene que pagar 4.2 millones de euros más (62.000 millones de rupias indonesias) si quiere acabar la temporada. Por tanto, su Ministerio, en conjunción con el Ministerio de Comunicaciones e Información, organizó un evento el pasado domingo para anunciar la creación de una colecta de fondos pública, que se realizará a través de mensajes de texto SMS y que tiene como fecha límite el 17 de julio.

Gracias a un acuerdo con 5 operadores de telefonía nacionales (Telkomsel, Indosat, Smartfren, XL Axiata y Tri), cualquier ciudadano indonesio que así lo desee podrá enviar un SMS con la palabra “RIO” al 7788 para donar el equivalente a 35 céntimos de euro (5.000 RP), de los cuales 31 céntimos (4.500 RP) se destinarán a la colecta. Se estima que se necesitarán un total de 12.4 millones de SMS para alcanzar el objetivo establecido de 4.2 millones de euros.

El ministro Rudiantara animó, en el mencionado acto, a que todos los indonesios contribuyan de forma repetida: “Apoyemos esto. Hagamos que sea como tomar medicinas, tres veces al día. El número de usuarios de teléfonos móviles en Indonesia es alto, así que si todos lo hacen, tendremos suficiente para la donación".

Lo cierto es que el piloto indonesio cuenta con una poderosa fanbase detrás, muy activa en redes sociales. De hecho, fue de largo el más votado para el premio al piloto del día del Gran Premio de Australia a pesar de abandonar pronto, antes de que sus votos fuesen invalidados por sospechas de fraude. Quedará por ver si este apoyo, que roza lo compulsivo, se traslada también al terreno monetario, en esta suerte de crowdfunding gubernamental.