Charlie Whiting explica que la nueva normativa no dificultará los adelantamientos

El nuevo reglamento que la Fórmula 1 pretende introducir en 2017 ha recibido importantes críticas por parte de varios pilotos, que consideran que hacer los coches 5 segundos más rápidos por vuelta convertirá los adelantamientos en una misión imposible por la mayor dificultad para seguir al coche de delante. El propio Lewis Hamilton así lo manifestó en Bahrein: "Dadnos cinco segundos por vuelta en aerodinámica y nada cambiará. Simplemente estaremos pilotando más rápido".

Además, Jean Todt, presidente de la FIA, comentó que los cambios en la Fórmula 1 debían perseguir "cómo hacer un show de Formula 1 que sea la cumbre del automovilismo, cómo hacer los coches más rápidos y más espectaculares, y facilitar los adelantamientos, todo dentro de un presupuesto decente".

Ante la preocupación que estas declaraciones han despertado, el director de carrera Charlie Whiting se ha apresurado a salir al paso para desmentir que el aumento de rendimiento sea exclusivamente a raíz de una mayor carga aerodinámica: "Es incorrecto decir que la mejora de los tiempos por vuelta vendrá sólo de la carga aerodinámica, simplemente porque no debería ser así. Hemos tenido innumerables reuniones con los directores técnicos de cada equipo, y hemos tenido una amplio rango de propuestas, desde una enorme cantidad de carga aerodinámica hasta un nivel muy bajo".

Whiting mantiene que la prioridad de los cambios es atender una de las grandes peticiones de los pilotos, un aumento del agarre mecánico. "Todo está basado en la premisa de que habrá un incremento significativo del agarre mecánico, así que, inevitablemente, hemos acabado en un punto intermedio. La mitad de esa mejora vendrá del agarre mecánico, y la otra mitad, de la carga aerodinámica. Uno de los aspectos que hemos discutido es que no debemos hacer que sea más difícil seguir a otro coche, ha sido uno de los principios fundamentales. Creo que hemos hecho lo mejor que podemos, dado que tenemos que contar con todos los puntos de vista".

Por supuesto, Pirelli jugará un papel fundamental en la obtención de estas premisas, ya que el aumento del grip mecánico vendrá, en gran medida, de unas ruedas mucho más anchas. Whiting asegura que las especificaciones finales están prácticamente definidas:"Lo hemos discutido en profundidad con Pirelli. Tuvimos una reunión en Milan a principios de febrero. Estamos literalmente listos para proveerles con una serie de objetivos que creemos que necesitan cumplir a lo largo de su renovado contrato".