Vettel achaca la derrota a la bandera roja y a la estrategia de Mercedes

Sebastian Vettel del equipo Ferrari se va de Australia lamentando la estrategia agresiva utilizada en el Gran Premio de Australia, ya que después de adelantar a los dos pilotos de Mercedes en la salida éstos acabaron por delante del piloto alemán.

Vettel lideró en los primeros compases pero optó por un compuesto de neumáticos diferente al de Nico Rosberg y al de Lewis Hamilton cuando la carrera estuvo en el período con bandera roja.

Vettel tuvo la oportunidad hacia el final de la carrera de recuperar el segundo puesto pero cometió un fallo en la penúltima curva y tuvo que conformarse con el tercer puesto.

"Obviamente el inicio fue genial, estaba muy contento. Me recordó a Hungría del año pasado dónde les adelanté a los dos también en la curva 1," dijo Vettel después de la carrera.

"Conseguimos establecer un buen ritmo. Es mucho mejor estar delante para poder controlar el ritmo y la carrera."

"Obviamente la bandera roja no nos ayudó, pero tuvimos nuestra oportunidad."

"No esperábamos lo que hicieron Rosberg y Hamilton cambiando al neumático Medio hacia el final de la carrera así que intentamos ser más agresivos pero quizás no funcionó.

"Sigo estando contento con el tercer puesto. Lo intentamos todo, ojalá que la próxima vez funcione mejor.

Kimi R:aikk:onen iba segundo detrás de su compañero de equipo Vettel en los primeros compases pero tuvo que retirarse mientras se encontraba en posiciones de podio poco después de la resalida cuando su coche perdió potencia y al llegar al garaje aparecieron llamas por la toma de aire superior.

"No sé cuál ha sido el fallo, perdimos potencia, el motor estaba funcionando y de pronto se paró," comentó cuando se le preguntó por las circunstancias en las que había tenido que retirarse de la carrera.

"Aparte de esto el coche estaba yendo bien, teníamos velocidad pero tenemos trabajo que hacer.