Verstappen se muestra decepcionado tras el resultado obtenido en Australia

La polémica del Gran Premio de Australia fue la situación que se generó en Toro Rosso entre Carlos Sainz, Max Verstappen y sus respectivos ingenieros. El holandés perdió la posición con el español tras entrar éste en boxes una vuelta antes y ello desencadenó múltiples quejas y peticiones de Max, que aseguraba ser mucho más rápido que Carlos.

Verstappen fue preguntado por la prensa presente en el circuito de Albert Park si esperaba que el equipo abandonara las órdenes de equipo, pero el holandés fue tajante: “Honestamente, no lo sé ni me importa. En condiciones normales yo debería estar muy por delante”, avivando aún más la polémica.

El resultado de la carrera fue catalogado por Verstappen de “decepcionante” tras terminar décimo después de haber clasificado quinto el sábado. “Creo que podríamos haber estado cerca de Ricciardo si hubiéramos hecho las paradas correctas. Terminar décimo es, obviamente, realmente decepcionante”, aseguró el holandés.

A pesar de todo, Max asegura que “todo está bien, sabía que era mucho más rápido hoy, no estoy preocupado porque la velocidad no estuviera ahí. Simplemente tuvimos un mal pit-stop y entonces me encontré detrás. Siento que tengo todo bajo control, no siento presión”, finalizó.