Vasseur se muestra contento con el desempeño de los pilotos de Renault

Renault ha iniciado su aventura como constructor global en la Fórmula 1 con sus dos pilotos fuera de los puntos en Australia, pero tras lo ocurrido durante el invierno, su máximo responsable en los circuitos se muestra muy satisfecho por las sensaciones mostradas.

Frederic Vasseur reconoce estar contento con lo ocurrido en Albert Park y da crédito a sus dos jóvenes pilotos, que a pesar de no haber podido puntuar, ofrecieron un rendimiento esperanzador.

La dupla inicial de Renault venía heredada de Lotus, pues tanto Jolyon Palmer como Pastor Maldonado firmaron sus contratos con anterioridad al traspaso de poderes realizado en diciembre. Pero con los problemas económicos del venezolano, Renault optó por contratar a Stoffel Vandoorne -que ganó el título de GP2 con ART-, circunstancia que finalmente fue posible. La segunda opción fue su predecesor como protegido de McLaren: Kevin Magnussen.

Vasseur ha querido recalcar en una entrevista concedida a L'Equipe que “en Australia, el rendimiento de ambos fue satisfactorio. Estoy contento con el modo en que Jolyon debutó en un Gran Premio y lo mismo se puede decir del trabajo que Kevin hizo en el segundo stint tras el pinchazo”.

El coche no se ha mostrado excesivamente competitivo si tomamos como referencia épocas pasadas, pero tras las penurias económicas de Lotus en los dos últimos años y el considerable retraso producido en la fábrica como consecuencia de la tardía venta a Renault y la confirmación del cambio de propulsor, Vasseur se muestra confiado y contento con el resultado inicial. “Si tras los test me hubieras dicho que estaríamos al mismo nivel que McLaren y Force India, habría firmado por ello sin dudar”.

Vasseur también habló sobre su nuevo papel en la Fórmula 1 tras dirigir el equipo ART durante los últimos años. “¿Comparado con lo anterior? No veo diferencia, dondequiera que estés, siempre quieres ganar”, bromeando posteriormente acerca de su volumen de trabajo actual: “El pasado año, trabajando en el DTM, GP2 y Fórmula E, tuve 26 fines de semana de carreras, ¡este año sólo 21!”.