Toro Rosso quiere ser la gran sorpresa en Melbourne

La situación de Toro Rosso de cara al primer Gran Premio de la temporada 2016 de Fórmula 1 es aún incluso mejor que la del año pasado, y eso es mucho decir. Los tests de pretemporada han mostrado el enorme potencial de STR11, que estuvo muy cerca en rendimiento de la zona noble de la parrilla, y por encima incluso de Red Bull, con un panorama algo menos halagüeño.

Tanto Max Verstappen como Carlos Sainz, por tanto, tienen buenas opciones de destacar en Albert Park. Ambos han comentado las sensaciones que les dejó el circuito el año pasado, en lo que supuso su debut en la Fórmula 1. Para Verstappen, "una de las partes del circuito que más destaca es la curva 1, donde llegas muy rápido -o eso me parecía entonces, ¡todo era muy nuevo para mi!- y tiene una frenada muy bacheada; recuerdo que lo tuve difícil para encontrar el punto de frenada".

"A mitad de vuelta, llegando a la curva 10, pude ver a un montón de fans, sentados en la hierba. Son muy apasionados, fue genial verlo. En ese momento era capaz de ver partes de esa preciosa ciudad (Melbourne). La última parte del circuito tiene una buena combinación de curvas, aunque fue una parte un poco decepcionante el año pasado, ya que fue el sector donde me retiré... Estar pilotando en posiciones de puntos en tu primera carrera de F1 y tener que retirarte es algo difícil de experimentar. A pesar de todo, es un circuito divertido y no puedo esperar a volver".

A Carlos Sainz le fue algo mejor que a su compañero neerlandés, obteniendo un noveno lugar tras una gran clasificación que le permitió salir octavo en parrilla: "Tengo muy buenos recuerdos de Australia, probablemente algunos de los mejores de 2015. Prepararme para ésta carrera de nuevo pone una sonrisa en mi cara. Descubrí éste circuito por primera vez el año pasado y puedo decir que lo disfruté. Recuerdo que la curva 1 está bastante bacheada, y es fácil bloquear las ruedas delanteras. La segunda zona de DRS es complicada, ya que se abre justo en la salida de la curva 2. Donde necesitamos tener cuidado es en la entrada de la curva 6, ya que es fácil poner una rueda en la hierba".

"Recuerdo también tener que pasar muy cerca del muro en las curvas 9 y 10, ya que eso te da un mejor tiempo por vuelta, y me recuerda un poco a Mónaco. Mi parte favorita de la pista, y también la más rápida, son las curvas 11 y 12, que se hacen en sexta. El último sector también incluye una buena combinación de curvas que disfruto mucho, aunque las dos últimas son las más complicadas; en especial la 16, donde te peleas con el volante para tener una buena salida. Me lo pasé bien ahí el año pasado y espero poder decir lo mismo ésta vez".