Sesiones de contraste para el equipo Mercedes el dia Viernes

Mercedes ha vivido un día de contrastes en Albert Park. Tras la decisión de la firma alemana de intercambiar mecánicos entre los monoplazas de Hamilton y Rosberg, se puede decir que todos han tenido una jornada de sobresaltos. La intermitente lluvia no ha facilitado el trabajo para ninguna formación y aunque Lewis Hamilton ha terminado al frente de ambas sesiones, Mercedes-AMG no ha podido probar con normalidad el nuevo morro con S-Duct en Albert Park. De hecho, Nico Rosberg sufría un leve toque contra el muro cuando montaba este morro en el FP2, dañándolo por completo tras perder el control del monoplaza.

Lewis Hamilton completó 21 vueltas entre ambas sesiones, marcando el mejor tiempo tanto en el FP1 como en el FP2. El mejor registro de la jornada, el 1:29.725 de la primera sesión, llegó con componentes de 2015 instalados en el W07: "Ha sido un buen día a pesar de todo. El monoplaza ha funcionado bien y aunque no pudimos dar un enorme número de vueltas, creo que todavía disfrutamos de unas constructivas sesiones. Tuve la suerte de conseguir un par de vueltas en seco para obtener una pequeña idea del balance del coche aquí".

"Estoy emocionado de estar aquí y volver a estar en el monoplaza. Cuando estaba en el box, me sentí como un niño esperando abrir sus regalos de Navidad" reconoce Hamilton en un tono más desenfadado, para añadir en última instancia: "Espero que mañana sea un día de pista seca y que por lo tanto podamos acumular un montón de vueltas y devolver algo a los fans que han desafiado el mal tiempo en el día de hoy".

A diferencia de Hamilton, Nico Rosberg ha vivido la mala experiencia de una sesión con lluvia intermitente. Tras terminar en sexta posición en los FP1, el piloto alemán tuvo unos segundos libres para olvidar. En su quinta vuelta, Nico Rosberg perdió el control del W07 e impacto contra el muro, en un toque no demasiado violento, pero suficiente como para destrozar el morro con S-Duct y obligar a parar al quedarse este bajo el monoplaza: "Este no ha sido un buen comienzo de fin de semana para mí. La verdad que la pista estaba muy húmeda y hacía todo difícil".

"Es una pena porque perdí el monoplaza en el segundo libre. Apliqué un poco más de presión en el acelerador en la curva 7, hice un trompo y toqué el muro" explica Rosberg sobre su accidente. "Mi alerón delantero estasba muy dañado, por lo que lamentablemente los chicos tendrán un poco de trabajo extra esta noche. Mis disculpas van para todos ellos y sólo puedo agradecer su arduo trabajo. Sólo estoy mirando ya hacia la clasificación y la carrera para ofrecer un mejor rendimiento".