Ricciardo culmina a puertas del podio, mientras que Kvyat no inicia la carrera

Red Bull ha vivido un GP de Australia de contrastes. No se habían apagado las luces del semáforo y el equipo contaba con una baja. Daniil Kvyat no pudo comenzar la carrera en Albert Park por un problema electrónico en su RB12. Por el contrario y después de una muy buena actuación, Daniel Ricciardo finalizó en cuarta posición. El piloto australiano estuvo realmente cerca de conseguir su primer podio en el Gran Premio de casa, pero no pudo frenar el empuje de los Mercedes y de Sebastian Vettel. Buenos síntomas en torno al rendimiento del RB12 en cualquier caso.

Daniel Ricciardo disfrutó con la carrera de casa, tal y como ha reconocido a su finalización: "Hoy fue muy divertido. Es muy bueno estar de vuelta en las carreras. Sólo pude expresar mi alegría por estar compitiendo, sobre todo porque hoy había un buen coche debajo de mí". A modo de análisis, el australiano afirmaba: "Al principio hemos sido capaces de adelantar algún coche. Tuvimos un buen ritmo y fue divertido poder adelantar a otros coches. Llegué a estar en un lugar del podio hacia el final de la carrera, pero sabía que los neumáticos no durarían y que tendría que entrar a boxes de nuevo".

"Este cuarto puesto es un buen resultado y estoy feliz porque no estamos tan lejos del ritmo de Mercedes y Ferrari" concluía un Ricciardo que también tuvo un recuerdo para Alonso y Gutiérrez, los dos protagonistas del accidente más fuerte vivido en Albert Park: "Es bueno ver que Fernando y Esteban están bien. No he podido ver la repetición todavía, pero vi el monoplaza de Alonso boca abajo y se veía que no había sido un pequeño accidente".

La carrera de Daniil Kvyat fue tan efímera que no llegó a iniciarse, por lo que en su comparecencia ante la prensa empezó acordándose también de Alonso y Gutiérrez: "Estoy contento de ver que Fernando está bien. Parecía un accidente muy malo y es todo un alivio saber que él está bien". Sin embargo, no tardó en acordarse de su mala fortuna en Albert Park: "En lo que respecta a mi día, un problema electrónico nos puso fuera antes de que la carrera ni siquiera empezara. Australia no es el lugar más afortunado del mundo para mí hasta ahora".

Sin concretar en exceso sobre el problema mecánico de su RB12, Daniil Kvyat explicaba: "El coche se apagó de repente, supongo que no quería hacer la carrera de hoy. Vamos a estar de vuelta en Bahrein y vamos a empezar de nuevo desde allí. El año pasado fue muy difícil el hecho de no comenzar la carrera, pero este año soy una persona más fuerte, estoy bien. Estas cosas pasan, así es la vida y como se suele decir, así son las carreras".