Red Bull propone una nueva solución para proteger la cabeza del piloto cerrando el cockpit - Alternativa al Halo de Mercedes

Ya hemos visto cómo estamos caminando de forma irremediable en pos de la seguridad hacia unos nuevos puestos de conducción para los coche de Fórmula1 que protejan las cabezas de los pilotos de una manera efectiva. Ya han surgido varias propuestas y hay que encontrar la que mejor compagine la seguridad con la aerodinámica.

El turno ahora le ha llegado a Red Bull, que ha presentado un parabrisas completamente cerrado que convertirá a sus monoplazas en una especie de roadsters dentro de la categoría máxima del automovilismo. La idea de los austríacos se compone de un arco superior se une a la estructura del coche a través de cuatro puntos de contacto y el resto del espacio que queda se cubre con un material transparente.

Una idea más elaborada para 2018

Según comentan, esperan comenzar a realizar pruebas con este sistema a lo largo del mes que viene. Daniel Ricciardo se ha podido sentar ya detrás de una versión provisional de este sistema y comenta que la visibilidad es impresionante

Christian Horner por su parte ha manifestado:

Es algo más parecido a un habitáculo completo abierto por la parte superior. Es más elegante y esperamos que ofrezca una mejor visibilidad. Ya veremos lo que piensa la FIA sobre ello.

En cuanto a la fecha de llegada de estas innovaciones, Charlie Whiting ha asegurado que las de Mercedes/Ferrari podrían estar listas para 2017, pero ha reconocido que la de Red Bull no estaría lista para ser utilizada antes de 2018.

La idea de Red Bull es una alternativa a lo presentado por Mercedes. Necesita más tiempo de desarrollo, es algo que no se ha probado nunca pero podría ofrecer una mayor protección. Tengo mis dudas sobre que pueda implementarse en 2017.