Pretemporada 2016 de F1 - Barcelona día 8 - Vettel comanda la tabla y el W07 muestra su primer fallo

Ya está. La pretemporada de la Fórmula 1 ha llegado a su final. Tras ocho días de intenso trabajo en el Circuit de Barcelona-Catalunya, los equipos recogen sus bártulos para hacer un último pit-stop en sus fábricas antes de poner rumbo a Melbourne para el Gran Premio de Australia. Atrás quedan ocho jornadas de vueltas y kilómetros que han servido para extraer las primeras conclusiones de la nueva temporada que se avecina, y que todo apunta a que también estará teñida de plateado.

Mercedes ha inventado otro coche sideral. Su fiabilidad es espectacular, aunque hoy ha provocado una bandera roja por un problema relacionado con la transmisión. Una avería anecdótica que no ensombrece el inmenso respeto que ha inspirado el W07 en todo momento. El coche no ha ido al límite en ningún momento y su velocidad real es un misterio, pues el equipo no ha probado los neumáticos superblandos ni los ultrablandos, pero da la sensación que una vez más gozarán de una cómoda ventaja sobre todos sus rivales.

Ferrari se presenta como la alternativa a las flechas de plata. El SF16-H ha ganado en fiabilidad con el paso de los días y esta semana ha superado dos simulaciones de carrera sin ningún problema. El coche es resistente y rápido. Hoy, el ritmo de Sebastian Vettel en tandas largas difería del de Lewis Hamilton en aproximadamente medio segundo. La Scuderia llega al Albert Park con la etiqueta de aspirante. Si consigue jugar un papel similar al que hizo en 2012, cuando con Fernando Alonso le discutió el título al Red Bull de Sebastian Vettel, podemos estar seguros de que disfrutaremos una buena temporada. Claro que siempre existe la posibilidad de que Mercedes rompa todos los esquemas cuando ponga toda la carne al asador.

De vuelta a la acción en pista, hoy el tiempo más rápido ha sido para el Ferrari de Sebastian Vettel. El alemán ha comenzado el día con una vuelta de instalación peculiar, pues ha equipado el halo protector de la FIA para evaluar su visibilidad. Antes de mediodía ha centrado su programa en los stints con compuestos más blandos y ha sido con los superblandos que ha marcado su mejor registro de la jornada, un 1’22’’8. También ha puesto los ultrablandos, pero la degradación de estos era tal que no ha podido rebajar su propia marca. Por la tarde ha ejecutado la ya mencionada simulación de carrera, como hizo ayer su compañero Kimi Räikkönen. El alemán ha sido más rápido pero sobre todo más regular que el finés.

RESULTADOS