Mercedes y Ferrari rechazan las palabras de Ecclestone

Los jefes de Mercedes Toto Wolff y de Ferrari Maurizio Arrivabene han rechazado los comentarios del jefe comercial de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone, quien ha dicho de manera insistente que los fabricantes tienen demasiado poder dentro del deporte.

Ecclestone ha sido crítico en los últimos meses sobre el control que tienen los fabricantes, tildando a toda la Comisión de la Fórmula 1 como un "cártel".

Durante la conferencia de prensa del viernes en Australia, Wolff y Arrivabene fueron preguntados por ello y ambos rechazaron enérgicamente tal sugerencia.

"No creo que haya ningún cártel por aquí, ni que este deporte funciona como un cartel," dijo Wolff.

"Bernie siempre es bueno creando controversia y avivándola. Si la F1 llegara a funcionar como un cártel no estaríamos aquí sentados."

"Creo que hablar de un cártel es simplemente ridículo", agregó Arrivabene.

"Simplemente ridículo. Todo el mundo está haciendo su trabajo y trata de hacerlo lo mejor posible. Estamos hablando de marcas que tienen una larga historia."

Sin embargo, el jefe de Red Bull Christian Horner dice que puede llegar comprender el tratamiento que Ecclestone hace de la situación actual.

"Hay una dinámica en la Fórmula 1 desde el momento en que los fabricantes colectivamente tienen mucha fuerza", explicó.

"Eso es principalmente por los reglamentos técnicos y por la situación actual con respecto a la unidad de propulsión. Creo que la frustración de Bernie como promotor es porque no puede influir en en este punto en el tiempo.

"Sus comentarios, obviamente, creo que han surgido como consecuencia de eso.

"Como equipo independiente dependemos de los fabricantes para el suministro de un motor y, por supuesto, ha habido un gran debate en cuanto a qué precio hay que pagar por el motor, qué formato debería tener y, por supuesto, la divergencia de rendimiento también."