Los grandes equipos pueden beneficiarse del retraso en la confirmación de la normativa del 2017

Los equipos de Fórmula 1 con mayor presupuesto tendrán más ventaja cuando llegue el momento de adaptarse al nuevo reglamento para el 2017, según ha expuesto el jefe técnico de Williams Pat Symonds.

La Fórmula 1 lleva tiempo discutiendo todos los cambios que deberán entrar en funcionamiento en 2017, y como a finales de febrero todavía no se había decidido nada, la Comisión de la F1 optó por posponer la fecha límite para el reglamento técnico hasta el 30 de abril.

Symonds considera que este retraso afectará dramáticamente a las escuderías más pequeñas.

"Si se hubiera decidido el 29 de febrero el reglamento para el 2017 se podría haber dicho: 'Bueno, es bastante tarde pero todos tenéis tiempo de hacerlo'," declaró Symonds según cita la página oficial de la Fórmula 1.

"Si se pasa al 1 de mayo [la fecha límite] entonces creo que dará una gran ventaja a los equipos grandes. Ellos tienen más recursos en lo que respecta al dinero y a la mano de obra.

"Así que estamos llegando a un punto en el que el reglamento no será igual para todos [los equipos]... o por lo menos los efectos del reglamento no serán los mismos para todos."

Los cambios que se plantea la Fórmula 1 para el 2017, se centran en nuevos carenados para crear "coches más divertidos de conducir, que aporten más carga aerodinámica y así incrementar la velocidad y reducir los tiempos por vuelta."

Los coches deberán ser más largos y más anchos, y Pirelli aumentará la anchura de sus neumáticos.

"Tenemos una parte del reglamento sobre la mesa, la aerodinámica, y está OK, pero no hay mucho más que eso," siguió comentando Symonds, sobre las últimas conversaciones.

"Para serte sincero es bastante difícil en estos momento decir como acabará todo esto.

"Hay ideas distintas de lo que se está pidiendo. Siempre he manifestado que no me importan las reglas mientras sean las mismas para todo el mundo. Eso es lo que importa."