Limitaciones del Team Radio: Lista de lo que pueden decir y de lo que no

A mediados de 2014, la FIA comenzó a introducir la primera fase de un plan que preveía limitar las comunicaciones por radio de los equipos con sus pilotos a lo meramente esencial. Por entonces, se descartó su completa introducción por temprana, prohibiéndose solo los consejos de pilotaje referentes a la líneas de carrera, puntos de frenada...

Éste año, los pilotos estarán más solos que nunca en su coche, debido a las grandes limitaciones que los equipos han recibido respecto a los team radio. Una lista con las condiciones específicas en las que se permitían las comunicaciones fue aprobada en primera instancia por la FIA y trasladada a los equipos para su discusión y posible modificación.

Éste jueves, con el Gran Premio de Australia a la vuelta de la esquina, se ha conocido la lista definitiva, mucho más restrictiva aún que la original y que amplía las prohibiciones de las radios a los pit boards, que no podrán reflejar ningún mensaje prohibido. En el documento se especifica que toda comunicación cuando "el coche esté fuera del garaje con el piloto a bordo, salvo en las vueltas de reconocimiento antes de la carrera" estará limitada.

Respecto al documento original, se han producido una serie de cambios importantes en conceptos que sí estaban permitidos en principio. En clasificación, no se podrá proporcionar la distancia con el piloto de delante para buscar una vuelta limpia. Los equipos sólo podrán avisar a sus pilotos de un problema terminal si el fallo es "inminente y potencialmente terminal". Tampoco se podrá advertir a un piloto si comete infracciones por exceder los límites de la pista, o trasladarle cuantas vueltas de carrera quedan.

Las paradas en boxes sólo podrán comunicarse en la vuelta en la que se vayan a realizar, nunca antes. No se podrá comentar la elección de compuesto, un cambio de posición del alerón trasero ni la ventana de Safety Car. En cuanto a los pilotos rivales, no se podrá informar sobre sus tiempos por vuelta o sector, sobre el compuesto que llevan, el número de vueltas que han dado con un set de neumáticos o sobre la estrategia de carrera que estén utilizando.

Asimismo, la FIA también estará ojo avizor con aquellos equipos que intenten circunvalar la normativa utilizando un mensaje cifrado o un código. Si se sospecha de ello, dicha circunstancia será notificada a los comisarios para su pertinente evaluación. Ésta es la lista completa de mensajes que estarán permitidos desde el pit wall.

Problema terminal en el coche.
Problemas en el coche de un competidor.
Entrar al pit lane para reparar o retirar el coche.
Informar sobre el estado de la pista (agua, aceite, restos).
Informar sobre banderas amarillas, rojas, salidas abortadas e instrucciones similares de dirección de carrera.
Instrucciones para cambiar posiciones con otros pilotos.
Confirmar que se ha recibido un mensaje.
Tiempos por vuelta y por sector.
Mensajes como "aprieta" o "vas a pelear con X piloto".
Avisos sobre el tráfico en libres y carrera.
Diferencias respecto a un piloto en libres y carrera.
Informar sobre la activación o desactivación del DRS.
Tratar un fallo del DRS.
Transferencias de aceite.
Informar cuándo entrar a boxes en la vuelta en la que el piloto vaya a hacerlo.
Recordatorios sobre las líneas blancas, bolardos y otros elementos al salir de pits.
Informar de daños en el coche.
Comunicar mensajes de dirección de carrera al piloto.
Informar sobre secuencias de prueba en entrenamientos libres, como el aero-mapping.
Información sobre el tiempo.
Instrucciones para seleccionar comandos por defecto, para mitigar fallos o degradación de un sensor, actuador o controlador que no hayan sido detectados por el software del coche, sin que dichos cambios supongan una mejora del rendimiento del coche más allá de la solución de dicho problema.