La GPDA se queja del mal gobierno de la F1 en una carta

Los pilotos de Fórmula 1, mediante la Asociación de Pilotos de Grandes Premios (GPDA), han hablado del deseo de cambiar la forma en la que se gestiona el deporte, describiendo el proceso actual de crear normas como "obsoleta y mal estructurada".

En representación de la parrilla actual de Fórmula 1, Jenson Button, Sebastian Vettel y el Presidente Alexander Wurz enviaron una carta a los accionistas del deporte, seguidores y a los aficionados sobre varios aspectos.

"¡A nosotros los pilotos nos encanta nuestro deporte!" empezaba la carta que fue publicada el miércoles a través de las redes sociales.

"Desde nuestra infancia, soñábamos con pilotar los coches de carreras más veloces de los mejores equipos, por los circuitos más increíbles y contra los mejores pilotos del mundo.

"Buscamos la competición y amamos la F1 casi incondicionalmente, lo que probablemente nos convierte en los que tenemos el interés más puro en la Fórmula 1, junto con nuestros seguidores."

Continuaba así: "Creemos que los últimos cambios en las normas, tanto en el aspecto deportivo como en el técnico, incluidas algunas decisiones de negocios, son disruptivos y no corrigen los principales problemas que sufre nuestro deporte y en algunos casos podría dificultar el éxito en el futuro.

"Sabemos que entre los líderes del deporte, ya sea propietarios, sus representantes, el organismo gobernativo, los equipos o los accionistas, todos y cada uno de ellos actúan con las mejores intenciones.

"Por lo tanto, los pilotos han llegado a la conclusión de que el proceso para tomar las decisiones que tiene el deporte es obsoleto y está mál estructurado y no permite que se hagan progresos.

"Además algunas veces acaba provocando justo lo contrario, un atasco.

"Esto afecta negativamente a nuestro deporte, dificulta que se ajuste a la próxima generación de aficionados y compromete que aumente el crecimiento global.

"Nos gustaría pedir de manera urgente que los propietarios y los accionistas de la Fórmula 1 consideren restructurar su propio gobierno."

"Las decisiones y gestión futuras de la Fórmula 1, ya sean a corto como a largo plazo, de índole deportiva, técnica o de negocios deberían estar basadas en un plan director claro.

"Este plan debería reflejar los principios y valores clave de la Fórmula 1."

La carta, en sus conclusiones, afirma que: "Nosotros los pilotos permanecemos unidos, y ofrecemos nuestra ayuda y apoyo a la Fórmula 1 para mantenerla así, y además para mantenenrla en forma y que anime durante muchos años y para las próximas generaciones.

"Es importante afirmar que esta carta abierta quiere reflejar los mejores intereses de todos y no se debería ver como un ataque gratuito o irrespetuoso."