Force India no quería volver al antiguo sistema de clasificación

La esperpéntica situación vivida el pasado sábado durante la disputa de la clasificación del Gran Premio de Australia causó una reacción inmediata de rechazo hacia el nuevo sistema de eliminación, que derivó en su fulminante abolición el día siguiente. Ese mismo día se filtró que sólo Renault se había postulado a favor de darle una segunda oportunidad al sistema, en un acuerdo considerado unánime.

Pero la opinión de Force India era muy diferente, en palabras de su Team Principal en funciones Bob Fernley. "Una de las razones por las que se hizo el cambio fue la carrera. ¿Cómo puedes tomar esa decisión si ni siquiera la has disputado?. No votamos que fuese cambiado. Pedí que quedase constancia de que estábamos estrictamente en contra de ello en un princpio, y que se le debería haber dado tiempo. Espero que más gente comparta nuestra posición cuando lo hayan pensado un poco".

Fernley opina que el desarrollo de la clasificación fue determinante para la buena carrera presenciada el domingo. "Los neumáticos, la clasificación, todo tuvo un impacto en esta carrera. Quizá debemos esperar un poco más. Fue una reacción exagerada, y creo que cosas muy interesantes han surgido de ello".

"Force India no va a hacer nada perjudicial para la Fórmula 1. Peleará como nadie por los fallos del sistema, pero no hará nada perjudicial si va en el mejor de los intereses, y todo el mundo lo siente así. No estábamos necesariamente en contra de hacer un cambio, pero sí de tomar una decisión sin tiempo para reflexionar en lo que había ocurrido".

Tomando como ejemplo lo ocurrido en las dos primeras rondas, Fernley defiende que el formato sólo necesita retoques. "¿Cuando fue la última vez que se vio la cantidad de acción que tuvimos en Q1 y Q2? ¿Por qué necesitamos concentrarnos en la Q3? ¿Por qué tirar esta Q1? La Q2 fue incluso mejor, así que, ¿por qué no modificarla un poco?".

"Nunca he visto una situación donde hayamos rodado en clasificación a fondo con los superblandos. Los errores se sucedían, y era una situación de gran presión. ¿Por qué no podemos coger los aspectos positivos y corregir las debilidades, para después echarle un vistazo de nuevo?".