Force India espera confirmar su buen nivel en Melbourne

Force India cerró la pretemporada con buenas sensaciones. Tras terminar quinto en el Mundial de Constructores de 2015, el equipo se siente confiado. Si el mejor resultado en la historia de la formación llegó en una temporada en la que el nuevo monoplaza no estuvo listo hasta el segundo tercio del campeonato, este año con el VJM09 en pista desde los primeros test, las cosas sólo pueden ir a mejor. En cualquier caso, es hora de confirmar los positivos datos recogidos en el Circuit de Barcelona-Catalunya durante el GP de Australia. Pérez y Hülkenberg se enfrentan a Albert Park.

Sergio Pérez tiene una afinidad especial con el GP de Australia. El mexicano ha disputado esta prueba en cinco ocasiones y aunque debutó con un sabor agridulce tras ser descalificado por irregularidades técnicas en su primera carrera en Fórmula 1, desde entonces ha conseguido puntuar en tres ocasiones en Albert Park: "El invierno ha sido largo, pero ir a Melbourne es una gran manera de empezar el año ya que es una de mis carreras favoritas. Todo el mundo vive con ganas este fin de semana y siempre me gusta competir cerca de una gran ciudad".

"Soy fan de las pistas 'urbanas' y Albert Park es todo un reto. Este tipo de circuitos no perdonan los errores, por lo que conseguir una vuelta perfecta es bastante difícil porque hay muchas frenadas fuertes. Hay que tener un buen ajuste en los frenos y en la tracción del monoplaza. Los adelantamientos son siempre difíciles" explica Sergio Pérez, que también valora el rendimiento del equipo: "Es difícil saber dónde estamos. Como equipo nos sentimos bastante contentos con lo que hemos conseguido en Barcelona y eso es lo principal. El coche ha sido fiable y hemos dado un paso adelante respecto al año pasado. Los puntos son alcanzables".

Nico Hülkenberg afronta su quinta temporada en Force India, siendo la tercera consecutiva. El piloto alemán tiene buenos recuerdos de Albert Park, ya que en la dos últimos años ha conseguido resultados sólidos: "Melbourne era mi pista de mala suerte, pero anoté puntos en 2014 y 2015, por lo que creo haber todo la maldición. No sé de nadie en el paddock que no disfruta de este Gran Premio. Después del largo invierno, llegar a Melbourne es espectacular. El clima es muy bueno y la positividad se respira en el ambiente y en el paddock".

Analizando el trazado, Hülkenberg afirma: "Creo que el segundo sector es el más interesante con su chicane de izquierda a derecha y una larga recta en la que se puede ganar o perder mucho tiempo. No es fácil hacerla bien, pero puede servir como punto de preparación de un adelantamiento en la frenada de la curva 13. Para ser rápido en Albert Park se necesita un coche estable. Hay que frenar tarde y usar los pianos. Este año con la nueva normativa de neumáticos se pueden abrir diferentes opciones de estrategia para los equipos. Todo puede pasar y tenemos que aprovechar cualquier oportunidad que se nos presente".