Fin de semana gris para McLaren, Button tuvo un mal rendimiento y Alonso un horrible accidente

McLaren vivió un GP de Australia decepcionante. Aunque el McLaren MP4-31 mostró síntomas de un rendimiento superior al de su antecesor, la carrera en Albert Park se fue torciendo de manera progresiva para la formación de Woking. La carrera comenzó con Fernando Alonso en los puntos y Button pujando por seguir su estela. Sin embargo, el fuerte accidente del piloto asturiano y la mala estrategia del equipo a la hora de elegir los neumáticos ahogaron cualquier posibilidad de puntuar en Australia. Jenson Button finalizó decimocuarto después de vivir una batalla intensa en el último tercio de carrera con Sergio Pérez.

Jenson Button analizaba en primer término su carrera: "Mi coche no era demasiado malo, pero hicimos algunos errores estratégicos en carrera. Además, la bandera roja nos hico daño, porque ya habíamos hecho nuestra primera parada. Después de la resalida, nos encontramos con un neumático superblando que apenas nos duró unas 10 vueltas, por lo que vimos como todo el mundo nos superó. Nos pudimos poner al día, pero no se puede adelantar con facilidad. Terminamos en la parte posterior del grupo después de hacer nuestra parada".

El británico no dejó de tener buenas palabras para Alonso: "Estoy muy contento de ver que Fernando salió ileso del accidente. Estoy seguro que va a recordarlo durante un par de semanas". A modo de análisis en voz alta, Button añadía: "Es sorprendente hasta qué punto estos coches puede ser catapultados cuando se tocan neumático contra neumático en frenada. Todo puede ocurrir muy rápidamente cuando algo va mal. Pero el hecho de ver que el coche sobrevivió muestra hasta qué punto ha llegado este deporte en términos de seguridad".

Como es lógico, las declaraciones de Fernando Alonso en el comunicado de McLaren se centraron en su accidente: "Estoy agradecido de estar vivo y de ver que nada grave sucedió. Se produjeron una combinación de factores que hizo que Esteban Gutiérrez y yo acabásemos chocando. En ese momento estaba en un coche volador, rebotando. Cuando el monoplaza aterrizó , vi un pequeño hueco y salí rápidamente para asegurarme que mi madre y los míos, que ven la carrera desde casa, vieran que estaba bien. Fue un incidente de carrera, los dos estamos bien y eso es lo más importante".

"Tras el accidente, mis pensamientos cambiaron a la frustración y la decepción" confesó Alonso. "Hemos perdido la oportunidad de conseguir algunos puntos en la primera carrera de la temporada, perdimos una unidad de potencia y además el coche está totalmente destruido. Estas cosas suceden y es un riesgo que tenemos cada vez que estamos un coche de Fórmula 1. Estoy feliz de estar bien y hay que dar las gracias al fantástico trabajo de la FIA durante los últimos 10 o 15 años para mejorar la seguridad. También al trabajo que siguen haciendo. También estoy agradecido a McLaren, que construyó un coche tan fuerte y seguro".

VIDEO DEL ACCIDENTE
video