Ferrari prefirió ahorrar gomas y no atacar a Mercedes en la clasificación

La Scuderia Ferrari ha comenzado 2016 de una forma similar a la tónica ofrecida por el equipo desde el inicio de ésta era turbo. Un coche con potencial para igualar a Mercedes, y que termina relativamente lejos en clasificación. Aún así, ambos ocupan las posiciones inmediatamente posteriores, y buscarán aprovechar cualquier fallo. Preguntado sobre si el tercer puesto suponía una decepción, Sebastian Vettel comentó en rueda de prensa: "He dicho muchas veces que creo que hemos dado un paso adelante. Mañana deberíamos estar un poco más cerca. Esperábamos que ellos (Mercedes) estuviesen fuertes en clasificación, y lo estuvieron. Tuvimos un inicio un tanto complicado para encontrar el ritmo, y la cosa fue mejorando durante la clasificación".

Vettel fue la ausencia notable de los últimos minutos de la Q3, a pesar de haber marcado el segundo mejor tiempo. "Estaba muy contento con la vuelta que hice al final, así que lo dejamos ahí y guardamos un set de neumáticos para mañana. No estamos en la primera fila, pero seguimos teniendo grandes esperanzas para la carrera. Sabemos que éste coche tiene mucho potencial, así que empezar copando la segunda línea es un buen logro". "En la carrera siempre puedes crear algo. Manaña intentaremos empujar duro y crear algo. Todo el mundo sabe más o menos qué hacer. No es la primera carrera que hacemos".

El tetracampeón alemán apareció en rueda de prensa vestido con ropa del equipo, en vez del tradicional mono. "Tuve tiempo de cambiarme. No sé por qué todo el mundo se sorprende ahora. Todos dijimos qué era lo que iba a pasar, y ha pasado. Nos dijeron que esperásemos y viésemos, pero lo hemos visto y no creo que sea emocionante. Fue un poco locura al principio con todos los coches apretando e intentando hacer una vuelta... Al final, no creo que sea el camino correcto. No hay coches que ver. Al final, ellos quieren ver a Lewis, Nico, Kimi, quien sea, apretando al limite al final de la sesión cuando se supone que el asfalto está mejor... No creo que necesitemos las críticas, pero es el camino equivocado".

Kimi Räikkönen partirá justo a su lado, con una perspectiva algo distinta de cómo se han desarrollado los acontecimientos en Australia: "No ha sido la clasificación ideal, pero tampoco ha sido tan mala. El coche es bastante bueno e, incluso si Mercedes es más rápida que nosotros, no deberíamos preocuparnos. Me costó hacer que las ruedas delanteras trabajasen en las primeras tres curvas, pero, aparte de eso, tenemos un paquete muy bueno, y fue mejorando. Quizá nos habrían venido mejor unas condiciones más calurosas".

El finlandés tampoco hizo acto de presencia en los últimos minutos de la Q3 por la misma razón que Vettel: "Desde el punto de vista de un piloto, apenas hay diferencia con lo que había antes, pero si lo ves en TV, hay una diferencia mucho mayor. Hoy hemos hecho un gran trabajo de equipo. En Q3 teníamos otro juego de gomas disponible, pero no habría cambiado gran cosa, así que decidimos guardarlo para la carrera. Veremos qué podemos hacer mañana"