Alonso mantiene las esperanzas: "McLaren es el equipo que puede vencer a Mercedes"

No será fácil y llevará tiempo, pero Fernando Alonso ve en el proyecto que McLaren y Honda han iniciado juntos la única oportunidad de romper el dominio de Mercedes en la Fórmula 1. Tras un 2015 traumático, el español ve ahora muchos motivos para la esperanza.

Fernando Alonso ha mantenido el mismo discurso desde el primer momento, sin desfallecer en las peores situaciones vividas el año pasado. El piloto de McLaren reconoce en una entrevista a Channel 4 que la unidad propulsora de Honda con la que compitieron en 2015 "era inmadura y no estaba preparada para competir”, reconociendo además que “en términos de aportación del piloto no había mucho que hacer. Había otras cosas que mejorar primero”.

En cambio, ahora las cosas son distintas y se siente mucho más útil para el equipo. “Este año podremos centrarnos más en los detalles para hacer el coche más rápido. El coche es mejor en todas las áreas: aerodinámica, un motor más maduro... y aunque entendemos sus debilidades, nunca se alcanza la fiabilidad perfecta, pero está a un nivel muy decente. No hay ninguna parte del coche peor que el año pasado, pero nuestros rivales han mejorado también. Pero esto puede cambiar en cualquier momento".

El propio Alonso reconoció en 2015 que no había sido el mejor año de su carrera a nivel de pilotaje, en gran medida por lo complicado que fue encontrar la motivación para dar el 100% con un coche tan limitado en muchos aspectos. “El año pasado no estuve al máximo nivel por las limitaciones del coche. En definitiva sólo gana uno y para mi no cambia mucho ser segundo que decimoquinto, porque al no ganar es igual de difícil estar motivado. Los dos últimos años no han sido muy diferentes para mí y al menos ahora estoy en un proyecto en el que se ven cosas positivas y compromiso de ganar en un futuro", recalcando una vez más que su tiempo en Ferrari ya había caducado sin remedio.

Y es que se ha hablado mucho de la idoneidad de dejar Maranello para terminar en un proyecto tan inmaduro como el de McLaren y Honda. Pero el español deja claro, una vez más, que para él las sensaciones personales tienen mucho más valor que la fría teoría: “Este año esperamos volver a nuestro sitio natural, disfrutar de las carreras e intentar hacer algo especial cuando podamos".

"Estoy en el sitio ideal para ganarlo, pero como deportista a veces no se tiene la paciencia para que un proyecto madure y consiga resultados. Te entra la ansiedad y es comprensible, pero creo que este es el coche que puede vencer a Mercedes. Ellos pelean por el título y esperamos estar en esa lucha pronto, todavía es un proyecto ganador que pude romper el dominio de Mercedes”

Obviamente no será este año, como el propio Alonso reconoce: “Eso lleva tiempo y en Fórmula 1 no hay soluciones mágicas, pero veo que vamos en la buena dirección. Necesitábamos mejorar en fiabilidad y estamos contentos, en cuanto al rendimiento no lo estaremos hasta que ganemos. Tenemos la base y ojalá podamos desbloquear todo nuestro potencial a lo largo del año", recalcó un ilusionado Fernando.

Mucho se ha hablado de la obsesión de Fernando Alonso por conseguir un tercer título que lleva persiguiendo casi diez años, pero el español se siente orgulloso de lo conseguido y se niega a lamentarse: "No puedo estar triste o frustrado por no conseguirlo. Parece que necesito hacerlo rápido o me tendré que retirar sin ello y será un drama, pero no lo veo así. He sido un privilegiado por ganar dos veces, por estar 100 veces en el podio y hay cosas en las que jamás pensé al debutar. Si puedo hacerlo, bien, sino es así me iré agradecido", sentenció.

“Espero que en 2017 podamos volver a una F1 más normal y extrema"

Una de las grandes esperanzas de muchos equipos, incluido McLaren, es el cambio de reglamento que se producirá en 2017 y que, por desgracia, aún no ha sido definitivamente definido. “Espero que en 2017, con las nuevas reglamentaciones, los coches puedan ser más rápidos y podamos volver a una F1 más normal y extrema", defendiendo posteriormente la supremacía que, según Alonso, aun conserva la Fórmula 1 en el panorama mundial de las carreras a pesar de haberse dado pasos atrás en los últimos años. “Todavía es la mejor competición del mundo, pero al mismo tiempo venimos de unos coches muy rápidos y sofisticados hacia unos coches como siete u ocho segundos más lentos que hace años”.

Fernando Alonso afrontará el segundo Gran Premio del año en Bahrein con la esperanza de puntuar tras las buenas sensaciones de Australia, pero tendrá que hacerlo con un nuevo propulsor tras dañarse el primero en el fuerte accidente que sufrió en la carrera.