Adrian Newey se pondrá a trabajar en el Red Bull del 2017

Adrian Newey pondrá su creatividad e ingenio al servicio de Christian Horner y pronto empezará a trabajar en el Red Bull RB13, el monoplaza de Milton Keynes para la temporada 2017. El prestigioso ingeniero inglés ya no trabaja a tiempo completo en la Fórmula 1, pero aun así constituye uno de los pesos pesados del departamento técnico de la escudería.

Se avecina una transición reglamentaria en la categoría reina, de ahí que sea crucial acertar en la mesa de diseño para estar al frente de la parrilla. Aunque Red Bull se ve limitada por su motor, está dispuesta a poner el resto en su aerodinámica, que durante los últimos seis años ha albergado algunas de las soluciones más inteligentes de todo el paddock.

Newey se apartó de la primera línea de fuego en 2014. El motivo, la pérdida de motivación tras 20 años en el negocio y un reglamento técnico cada vez más restrictivo. El último proyecto que capitaneó fue el RB11, el coche de 2015, pero ahora regresará a las andadas para asistir a los suyos en lo posible.

"Adrian dividirá su tiempo al 50%, como el año pasado. Pronto empezará a trabajar en 2017, ahora que la normativa ya parece bastante fijada", explica Horner. "Es fantástico tenerle con nosotros".

Adrian Newey trabaja ahora mismo en un nuevo hypercar diseñado conjuntamente por Aston Martin y Red Bull. También ha participado en la creación de un navío para la Copa América de vela, pero eso ya es historia.

"Con este coche de calle, Adrian tiene comida en el plato más que suficiente para los próximos dos años. Pero después de eso, veremos. Podría llevar a más coches con Aston Martin, la ambición no empieza y termina con un sólo coche. Nuestra participación en la Copa América ya ha terminado, hemos terminado el trabajo para el que nos contrataron. Hemos ofrecido un producto que esperamos les sea de ayuda, hemos completado nuestra tarea".

LaF1.es